El coronavirus marca el nuevo curso escolar

Según datos de la Unesco, a mediados de mayo de 2020 más de 1.200 millones de estudiantes de todos los niveles de enseñanza en todo el mundo, dejaron de tener clases presenciales en la escuela; de ellos, más de 160 millones eran de América Latina y el Caribe.

La llegada de septiembre significa el inicio del curso escolar 2020-2021 en muchos de los países del hemisferio norte, pero la vuelta al cole se tendrá que ajustar a las normas de seguridad implementadas para evitar el coronavirus.

Ya desde principios de agosto, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, alertaba que el mundo enfrenta “una catástrofe generacional” por el cierre de las escuelas y pedía su reapertura en cuanto la transmisión esté controlada. Pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) advertía que un regreso precipitado “sólo empeoraría la situación”, que es bastante complicada a nivel global.

Con más de 25 millones de contagiados y unos 850.000 muertos por la enfermedad covid-19 causada por el coronavirus SARS-CoV-2 detectado a finales de 2019, muchos en el mundo miran con recelo el regreso de los niños al colegio.

Hay un precedente que llama a la cordura, es el caso de Israel, uno de los primeros países en reabrir los colegios a finales de mayo, cuando pensaron que habían superado la crisis. Después de la reapertura, cientos de centros se vieron obligados a cerrar de nuevo debido a las infecciones de alumnos y profesores, que esparcieron el virus por sus comunidades.

LA OMS APUESTA POR LA SEGURIDAD

“La OMS apoya plenamente los esfuerzos por reabrir las economías y las sociedades. Queremos que los niños regresen a la escuela y que las personas regresen a su lugar de trabajo, pero queremos que se haga de manera segura”, destacó este lunes el director general de la OMS, Tedros Adhanom Gebreyesus, durante una conferencia de prensa.

El directivo aclaró que entienden que, tras ocho meses de pandemia, “la gente está cansada y anhela seguir adelante con sus vidas” y que los países quieren que “sus sociedades y economías vuelvan a funcionar”.

Tedros recalcó que “ningún país puede simplemente fingir que la pandemia ha terminado” y recordó que “la realidad es que este coronavirus se propaga fácilmente, puede ser fatal para personas de todas las edades y la mayoría de las personas siguen siendo susceptibles” a contagiarse.

“Si los países se toman en serio la apertura, deben tomar en serio la supresión de la transmisión y la importancia de salvar vidas. Esto puede parecer un equilibrio imposible, pero no lo es, se puede hacer y se ha hecho. Pero solo se puede conseguir si los países tienen el control de la transmisión, cuanto más control tengan sobre el virus, más se pueden abrir. Reabrir sin tener el control es una receta para el desastre”, resaltó.

EUROPA CON DUDAS

El director Regional de la OMS para Europa, Hans Henri P. Kluge, y el ministro de Salud de Italia, Roberto Speranza, han firmado una declaración conjunta, tras una reunión de alto nivel con representantes de los Estados miembro, en la que instan a los países europeos a facilitar clases ‘online’ y garantizar el uso de mascarillas en los colegios, según reporta EUROPA PRESS.

“A medida que avanzamos hacia la reapertura, ahora debemos determinar cómo abrir escuelas en la región de manera segura”, comentaron los expertos, que también recordaron que aunque los niños pueden contraer y transmitir la covid-19, en la mayoría de los casos son leves o asintomáticos, destaca la agencia.

Los funcionarios destacaron que las medidas de protección relacionadas con la higiene de las manos, el distanciamiento físico, el uso de mascarillas cuando corresponda y la permanencia en casa en caso de enfermedad, son “piedras angulares” de una escolarización segura dentro de la realidad covid-19.

Controvertido ha sido el discurso del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien ha insistido en que la apertura de las escuelas no será un problema pues según su visión los niños son “casi inmunes al virus”. En esa misma cuerda está el primer ministro británico, Boris Johnson, quien hace unos días pidió a los padres que dejen de lado sus miedos y envíen a sus hijos a clases de forma presencial.

Con restricciones y medidas de seguridad ya inició el curso lectivo en Alemania, Holanda o los países nórdicos, mientras que España, Italia o Francia ultiman los planes para tratar de garantizar la enseñanza presencial.

Este 1ro de septiembre Francia inicia sus actividades escolares de modo presencial y con menos restricciones que tras el confinamiento, pues en los espacios cerrados ya no será obligatorio mantener la distancia física de un metro “cuando no es materialmente posible o no permite acoger a la totalidad de los alumnos”, según el Ministerio de Educación, mientras que la mascarilla será obligatoria para los alumnos de más de 11 años, dentro y fuera del aula, si no es posible mantener la distancia de seguridad.

Las autoridades educativas han concluido que es muy importante mantener el modo presencial, dado que las clases telemáticas perjudican a alumnos de medios sociales más modestos y problemáticos.

Por su parte, la ministra de Educación italiana, Lucia Azzollina, confirmó que el 15 de septiembre comenzará el año escolar y que para garantizar la seguridad y la distancia se compraron 2,4 millones de pupitres individuales, se entregarán 11 millones de mascarillas diarias y se habilitarán locales externos acondicionados como nuevas aulas.

“El objetivo no es solo reabrir las escuelas, sino garantizar que no vuelvan a cerrar”, explicó la ministra, y agregó que también habrá “50.000 litros de gel desinfectante, así como pruebas rápidas para el personal escolar”.

Por su parte, el viceministro italiano de Sanidad, Pierpaolo Sileri, dijo que si se detecta un positivo por coronavirus en un colegio, éste se cerrará temporalmente para identificar posibles casos.

RUSIA FESTEJA EL ‘DÍA DEL CONOCIMIENTO’

El 1 de septiembre dio comienzo el año lectivo en Rusia, con la celebración de una de las fiestas más importantes del país, el ‘Día del conocimiento’.

Solo en Moscú, 1.575.000 alumnos se dirigieron hoy a los centros docentes, informó este martes el portal de la alcaldía capitalina. La nota destaca que los 180.000 trabajadores de la esfera de enseñanza de la capital rusa fueron testados antes del comienzo del año lectivo.

“Estamos preparados para reanudar el funcionamiento tradicional de las escuelas a partir del 1 de septiembre, acatando todas las normas sanitarias y epidemiológicas”, señaló el pasado 20 de agosto el ministro de Educación de Rusia, Serguéi Kravtsoval.

Por su parte, la vicealcaldesa de Moscú, Anastasía Rákova, precisó que “en todos los centros docentes se efectuaron la limpieza general y desinfección, que en lo venidero se harán semanalmente, además de la limpieza diaria. El aire se desinfectará con la ayuda de lámparas bactericidas inofensivas para la salud y dispositivos de dispersión de antisépticos. A la entrada se medirá la temperatura a todos”, agregó.

Cada centro docente se proveyó de mascarillas, su uso será opcional para los alumnos y recomendable para los maestros, pero se las pueden quitar al explicar el material, guardando la distancia requerida. El uso de la mascarilla es obligatorio para todo el personal administrativo y auxiliar.

Los padres podrán entrar en el recinto de la escuela solo con mascarilla. Para evitar la acumulación de niños, se han habilitado distintas entradas y se introduce un horario flexible de comienzo de las clases, de los recreos y de las visitas al comedor.

En fin, que muchos países ven necesario el reinicio de las clases presenciales pero todos deben partir de su realidad puntual para enfrentar la pandemia. Vale recordar que los expertos dicen que las escuelas solo deberían reabrir en casos en los que el virus esté controlado y bajo medidas de seguridad como la mascarilla o la distancia social.

También es importante seguir las recomendaciones del director general de la OMS, quien este lunes pidió evitar las “tres C’: espacios cerrados, lugares concurridos y entornos de contacto cercano”.

Con información de la Agencia SPUTNIK

- Publicidad Bottom Ad -