Capital boliviana inicia cierre total para frenar pandemia de coronavirus

Miles de brigadas sanitarias iniciaron este viernes un “mega-rastrillaje” en La Paz, en el primero de tres días de cierre total de la urbe con objeto de prevenir un crecimiento explosivo de la pandemia de covid-19.

“Del éxito de este mega-rastrillaje y el compromiso de la gente depende también que lo más pronto posible volvamos a la normalidad en muchas actividades”, dijo el alcalde paceño, Luis Revilla, en un acto en el que despachó a los primeras brigadas cuya meta era recabar información directa de casi la mitad de los hogares.

La operación, que fue decidida en vez de un retorno a un régimen de cuarentena rígida, fue decidida en medio de crecientes demandas sociales de reapertura total de la economía a la par de un avance sostenido en la capital política boliviana y su vecina la ciudad de El Alto.

De tener una afectación marginal, La Paz y su departamento homónimo han sufrido un rápido aumento de casos de covid-19 en el último mes para constituirse en la segunda región más golpeada por la pandemia, después de Santa Cruz (este) que concentraba hasta el jueves el 37 por ciento de los contagios del país.

El departamento de La Paz tenía, hasta la jornada anterior, 27.306 casos confirmados, o un cuarto del total nacional, incluidos 521 de los 4.305 decesos confirmados a nivel nacional.

Solo en la ciudad de La Paz, de aproximadamente un millón de habitantes, hasta el jueves se habían registrado 18.587 contagios, con 311 decesos.

El alcalde Revilla señaló que la ciudad de La Paz ha registro varias veces más de 1.000 nuevos casos diarios en las últimas semanas y alertó sobre un alto riesgo de que esa cifra se duplique a corto plazo.

“Se espera que el pico de la pandemia llegue justamente hacia fines de mes y principios de septiembre, y se busca que ese pico no sea muy alto gracias a este operativo, que tiene el objetivo de bloquear contagios, cortar la cadena y disminuir el pico”, explicó.

Con la campaña de detección domiciliaria de covid-19 las autoridades intentan evitar los problemas de control que han sido recurrentes durante pasados períodos de cuarentena rígida, cuando no pudieron evitar grandes aglomeraciones de personas en mercados callejeros y en inmediaciones de los bancos.

El decreto municipal de confinamiento domiciliario general vigente desde este viernes hasta el domingo paralizó el transporte público pero no impidió que funcionen mercados callejeros y que abran abiertos los negocios pequeños de los barrios, según medios locales.

Con información de Agencia Sputnik / Confirmado.net

- Publicidad Bottom Ad -