Kamala Harris por un hito en la historia de EEUU

La flamante candidata a vicepresidenta es hija de inmigrantes indios y jamaicanos y lleva consigo el mestizaje distintivo de aquellos que han llegado a Estados Unidos

Kamala Harris estará en la boleta como candidata a la vicepresidencia de Estados Unidos en los comicios de noviembre próximo, una elección que puede marcar hitos en la historia del país norteamericano y en la cual los demócratas intentarán sacar a Donald Trump de la Casa Blanca.

Harris, de 55 años de edad y senadora por el estado de California, fue declarada hace unas horas la candidata oficial a la vicepresidencia, y justo formará tándem con Joe Biden, a quien atacó duramente durante la campaña por la nominación demócrata.

La otrora fiscal aceptó la nominación en una convención atípica, marcada por los discursos del expresidente Barack Obama, de varias otras mujeres importantes en la política estadounidense, y con el recuerdo de su madre –una científica originaria de la India–, de quien dijo que nunca hubiera imaginado que ella estuviera pujando por la vicepresidencia del país.

UNA NOMINACIÓN CON OTRAS ASPIRACIONES

Harris es la primera mujer que aspirará a la vicepresidencia de Estados Unidos, justo cuatro años después de que Hillary Clinton, que fue primera dama y Secretaria de Estado, estuviera en las boletas como rival de Donald Trump, quien, a la postre, resultó sorprendente ganador en unas elecciones en las cuales los demócratas pensaron que todo sería coser y cantar.

Con la nominación a segunda figura del país, el sueño de la senadora californiana de llegar a la Oficina Oval da un paso sólido, porque Biden tiene 77 años y ya advirtió que, de ganar, solo espera permanecer un mandato como presidente, lo cual allanaría el camino de Harris para las votaciones que se efectuarán en 2024.

Sin embargo, antes de pensar en 2024, Harris y Biden tienen que vencer a Trump, que fue centro de las críticas en la convención y de quien Obama dijo que fue incapaz de adaptarse al cargo, porque no está preparado para ser presidente, a la vez que lo responsabilizó por la muerte de más de 177 mil personas en el país como consecuencia del coronavirus.

Incluso, el primer mandatario negro de Estados Unidos aseguró que Trump maneja la presidencia del país como si fuera un ‘reality show’, algo que agrada a muchos, pero que escuece a otros que no comulgan con las formas ni las políticas del excéntrico mandatario.

INMIGRANTES Y MUJERES EN LA CAMPAÑA

La flamante candidata a vicepresidenta es hija de inmigrantes indios y jamaicanos y lleva consigo el mestizaje distintivo de aquellos que han llegado a Estados Unidos desde hace siglos con la intención de labrarse un camino diferente y buscar un futuro próspero para sus descendientes.

Biden se decantó por ella, según analistas, porque pretende captar el voto de los migrantes, así como de los negros, en un país donde fueron objeto de la más cruel segregación por cientos de años. Incluso, también podría aportar el voto femenino, pero polarizaría aún más las diferencias entre demócratas y republicanos, mucho más visibles desde la llegada de Trump a la Casa Blanca como sustituto de Obama.

De cualquier manera, la carrera por regir los destinos del país más poderoso del mundo no se inició la víspera con la nominación de Harris como candidata a vicepresidenta, ni este jueves con el nombramiento definitivo de Biden, sino que viene desde hace meses, en medio de esfuerzos ingentes de Trump por mantener el control del país tras la crisis generada por la pandemia del coronavirus, la cual lo ha dejado en entredicho en más de una oportunidad.

Según Harris, Estados Unidos está “en un punto de inflexión. El caos constante nos deja a la deriva” y agregó que “la incompetencia (de Trump) nos hace sentir asustados. La insensibilidad nos hace sentir solos. Es mucho. Y esta es la realidad: Podemos hacerlo mejor y nos merecemos mucho más”.

Aquellos que piensan como ella tendrán que ratificarle el apoyo a los demócratas en las urnas o Estados Unidos y el mundo tendrán que cargar con Trump otros cuatro años, aunque haya que esperar al 3 de noviembre para saberlo.

Con información de Agencia Sputnik / Confirmado.net

- Publicidad Bottom Ad -