CNE asesta un duro golpe a la democracia. (O) Marco Antonio Bravo

Cómo era de esperarse el CNE organismo hecho a la imagen y semejanza del Consejo Transitorio, acaba de asestar un golpe fulminante a la democracia y con ello consagrar el fraude electoral en Ecuador.

El organismo fiel a los mandatos de Carondelet y los poderes facticos, de plano elimina a Compromiso Social y otros tres movimientos para que no puedan participar en el proceso electoral de 2021, pese a que Compromiso Social es el movimiento político más grande en el país.

El CNE de Trujillo ni siquiera ha tenido la valentía de decir de frente que Compromiso Social queda fuera de las elecciones, por el contrario adorna el dictamen para hacer creer que en la decisión existe el debido proceso.

Pese a la gravedad me temo que esto sea apenas el inicio de un plan perfectamente diseñado para aplazar las elecciones e impedir por la fuerza de las circunstancias unos comicios largamente esperados por un pueblo que con su voto puede posibilitar el retorno del progresismo.

El CNE está para garantizar unas elecciones libres, democráticas con la participación de los actores que el pueblo escoja y no con los que le conviene al poder.

El pueblo, sabio en su decisiones, sabrá colocar las cosas en su verdadero lugar.

Por Marco Antonio Bravo

- Publicidad Bottom Ad -