Demanda contra Ecuador en New York complica la renegociación. (Marco Flores)

"La creación de empleo en China es bastante estable, lo que genera más consumo", resaltó Iris Pang, economista en jefe para China de ING Hong Kong.

En redes sociales se difundió un análisis del economista Marco Flores sobre la hasta ahora fallida renegociación de la deuda externa ecuatoriana, debido a la demanda de tenedores de Bonos Globales ecuatorianos en contra del régimen de Moreno.

Demanda contra Ecuador en New York complica la renegociación

Cuatro grupos internacionales de tenedores de Bonos Globales ecuatorianos, Contrarian Emerging Markets, L. P.; GMO Emerging Country Debt Fund; GMO Emerging Country Debt Investment Fund PLC y GMO Emerging Country Debt Fund, el 29.07.2020, demandaron en New York a Ecuador y pidieron al juez bloquear la renegociación de la deuda. Acusan a Ecuador de violar leyes federales de valores y alegan haber sido obligados a un «intercambio coercitivo extremo de 17400 millones de dólares en Bonos Globales con base en declaraciones falsas» y en un plazo mínimo para pronunciarse.

Es muy improbable que el juez se pronuncie antes del 31 de julio de 2020 que es el día cuando se vota a favor o en contra de la propuesta de renegociación. (Se postergó hasta el próximo lunes la fecha para el voto -Nde). Esto significaría que el proceso quedaría en suspenso hasta que el juez se pronuncie. Si el proceso queda en suspenso hasta que el juez se pronuncie, entonces Ecuador corre el riesgo de entrar en default y de que otros tenedores de bonos se unan a la posición de los demandantes.

Lo que al parecer ha sucedido en EEUU es que Lazard Frères, empresa privada contratada por Ecuador para que renegocie la deuda, ignoró al Comité de Acreedores porque con los pagos anticipados de dos operaciones REPO que vencían los años 2022 y 2023, hechos por el ministro de finanzas Martínez a los bancos Goldman Sachs y Credit Suisse (importantes tenedores de Bonos Globales ecuatorianos), posiblemente Lazard Frères asumió tener la mayoría porcentual necesaria para concretar la reestructuración, tanto que incluso antes de tiempo el Gobierno hizo el anuncio en Ecuador con bombos y platillos.

En forma insólita los 2 prepagos fueron hechos en plena reestructuración. Por alguna razón no obtuvieron el porcentaje de mayoría requerida y los tenedores que señalan fueron marginados, ahora reclaman por no haber sido llamados a renegociar. Los demandantes enfatizan con visible molestia que simplemente se les «impuso» una propuesta ya hecha, no negociada y los ignoraron, creyendo que tenían el suficiente apoyo para su aprobación. Los demandantes también señalan que Ecuador ha actuado desleal e ilegalmente, violando leyes y normas en EEUU, según indican en la demanda.

Por otro lado, si los demandantes acudieron a demandar es razonable suponer que no tienen la fuerza porcentual necesaria para bloquear la reestructuración de la deuda y dependen de lo que diga el juez. Si el juez no encuentra que la acción legal planteada contra Ecuador esta debidamente fundamentada y es procedente la reestructuración será concretada y firmada. Caso contrario nuevas negociaciones deberán producirse al amparo de lo que dictamine el juez.

Si el juez resuelve favorablemente para el país se cerraría el problema en EEUU pero no realmente en Ecuador, hasta que en algún momento, autoridades independientes, analicen el enorme perjuicio causado por el ministro de finanzas Martínez a los ecuatorianos con los 2 prepagos realizados por USD 889 millones, prepagos que además fueron a sumarse a otros USD 342 millones cancelados apenas días antes por capital e interese de uno solo de los 11 diferentes paquetes de Bonos Globales ecuatorianos y al 100% de su valor nominal, bonos que no fueron otros que los Bonos Globales 2020, es decir, pagos que a pesar de la gravísima crisis sanitaria y económica que sufre Ecuador en pocos días sumaron 1231 millones de dólares.

Confirmado.net / Marco Flores

- Publicidad Bottom Ad -