La Franja y la Ruta podría ser mecanismo eficaz para contrarrestar daños de COVID-19: expertos

"Lo que la iniciativa de La Franja y la Ruta configura es una propuesta geopolítica, geoeconómica de integración, que llega en momentos en los que hay vacíos de poder en Occidente, el cual se encuentra huérfano de ideas", indicó el experto.

La iniciativa china de la Franja y la Ruta podría compensar de alguna forma los daños económicos del nuevo coronavirus y ayudar a restablecer el comercio global una vez terminada la fase elevada de la pandemia, consideraron expertos mexicanos.

   El investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Arturo Oropeza, indicó que la estrategia podría servir como una “plataforma de reposicionamiento hacia la confección de nuevos mercados”, toda vez que la COVID-19 ha mostrado que los modelos tradicionales tienen “topes y limitantes”.

   “En la fase en la que nos encontramos hoy, lejos del fin de la COVID-19, vemos que las economías que mejor han estado respondiendo a la pandemia son las de Asia del este”, indicó el experto en la presentación del libro “La Franja y la Ruta: una transformación global”.

   Agregó que “el esquema de ganancias de La Franja y la Ruta ha mostrado ser una inercia ganadora, que en medio de la pandemia sigue siendo ganadora, y difícilmente tendrá el posible colapso que tendrían otro tipo de integraciones”.

   El libro que coordinó Oropeza desmenuza en cuatro capítulos la iniciativa china -puesta en marcha en el 2013- mediante una serie de ensayos de más de 20 especialistas de Asia, América Latina y Estados Unidos.

   El director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), José Luis de la Cruz, coincidió con Oropeza en que La Franja y la Ruta representa uno de los pocos proyectos globales vigentes para hacer frente a la COVID-19.

   “Lo que la iniciativa de La Franja y la Ruta configura es una propuesta geopolítica, geoeconómica de integración, que llega en momentos en los que hay vacíos de poder en Occidente, el cual se encuentra huérfano de ideas”, indicó el experto.

Subrayó que “a diferencia de otros momentos definitorios en la historia de la humanidad,  como la Segunda Guerra Mundial, hoy en Occidente no vemos una iniciativa o un liderazgo de orden global”.

   Otro de los logros de la iniciativa es que está motivando una fuerte integración “intraindustrial”, que no solo implica aspectos comerciales, y en los cuales China tiene un claro liderazgo con el desarrollo de la red de telecomunicaciones de quinta generación (5G), apuntó.

   En esta dirección, el director de estrategia de la firma china Huawei para Latinoamérica, Joaquín Saldaña, explicó que el reto hacia adelante de la iniciativa china es configurar una “ruta digital de la seda”, aprovechando la infraestructura que ofrece la tecnología 5G.

   En los tiempos actuales de la pandemia, la banda más ancha y las mejoras en la velocidad del intercambio de datos está derivando en la aparición de nuevos servicios para el consumidor, indicó.

   Como ejemplo, el directivo citó también los avances que ha tenido China en años recientes “y más aun con la COVID-19” en términos de alcanzar una mayor penetración financiera.

   “Es muy importante verlo con todos los elementos que va a tener a nivel global un proyecto con una gran envergadura como la 5G”, indicó Saldaña.

   Enfatizó en que “toda esta tecnología, además, está basada en estándares internacionales que nos llevan a cumplir con protocolos de comunicación en los cuales van a poder participar todos los actores de la tecnología digital, está pensada para ser una plataforma abierta”.

Con información de Agencia XINHUA

Confirmado.net

- Publicidad Bottom Ad -