Presidente de Irán Hasan Rohani: La conspiración de los enemigos destinada a destruir la economía de Irán fracasará

Presidente iraní, Hasan Rohani

El presidente iraní, Hasan Rohani, advirtió que el juego con los precios en el mercado de divisas, cambiario y de capitales es una de las principales variantes de las operaciones psicológicas del enemigo dirigidas a perturbar la economía del país, aunque añadió: “La conspiración de los enemigos pretendiendo el colapso de la economía iraní fracasará”.

Ante la sesión económica del gabinete celebrada en Teherán este domingo, Rohani declaró que como consecuencia de la guerra económica de los enemigos y tras la crisis causada por el brote del coronavirus, la gente está afrontando una situación complicada y difícil, y añadió: “Todos nosotros, con la estima que sentimos por la patria, el sistema y la Revolución, estamos soportando pacientemente las dificultades para alcanzar conseguir el importante objetivo de una economía libre de la dependencia del petróleo. Pero esa victoria exige unidad, cohesión y el apoyo de todos los segmentos de la sociedad”.

“A pesar de la difícil situación derivada de la guerra económica con los enemigos en los últimos dos años, la firme voluntad del pueblo ha prevalecido para lograr una economía libre del petróleo; y a pesar de la agitación y los graves shocks económicos ocasionados por las crueles sanciones y la epidemia del coronavirus, la tendencia de los principales indicadores económicos del país en los sectores de producción y exportación está progresando positivamente”, aseguró.

El presidente señaló que los enemigos de nuestro pueblo, en una compleja operación psicológica, pretenden frustrar la experiencia de la economía libre del petróleo en Irán intensificando sus presiones económicas: “Por un lado, han obstaculizado nuestras exportaciones de petróleo y al mismo tiempo están impidiendo con todo su empeño las transferencias de nuestros activos; y por otro, insisten noche y día que las políticas de una economía sin petróleo no han tenido éxito, afirmando que la economía iraní está en declive por las sanciones impuestas”.

Rohani recordó que en los últimos tres años, el precio de las divisas se ha visto condicionado por la imposición de las opresivas sanciones, la reducción de las exportaciones de petróleo y los problemas habidos en la recepción de las reservas de las divisas iraníes en el extranjero, y añadió: “En los últimos meses, con el cierre de las fronteras debido al brote del coronavirus, se interrumpieron las exportaciones e importaciones de bienes. Pero el honorable pueblo de Irán puede estar seguro de que con la reanudación del comercio a la rutina anterior al coronavirus, los mercados de exportación e importación volverán a la normalidad en los próximos meses y lograremos la estabilidad en la economía y en el mercado de divisas”.

Con información de Agencia IRNA

Confirmado.net

- Publicidad Bottom Ad -