Administración Trump: 42 meses de violaciones de los derechos internacionales y matanzas

El unilateralismo de la administración de Donald Trump y el continuo abandono de los tratados e instituciones internacionales, incluidos el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA), el Acuerdo Climático de París, la Organización Mundial de la Salud y la UNESCO, junto con la reciente amenaza de imponer sanciones a la Corte Penal Internacional, ponen de manifiesto los 42 meses de violaciones del derecho internacional, los derechos humanos, así como las leyes de la Carta de la ONU por parte del actual inquilino de la Casa Blanca.

A pesar de las normas y regulaciones del sistema internacional, cuya elaboración y compilación llevó muchos años y son vinculantes para todos los miembros de la comunidad mundial, Washington se ha mostrado reacio en su cumplimiento, pretendiendo siempre imponer sus demandas e intereses, presionando a las instituciones internacionales y violando los tratados internacionales.

La administración Trump acapara el mayor historial en el incumplimiento de los tratados y las violaciones del derecho internacional en comparación con los gobiernos anteriores de EEUU, por lo que en los escasos meses previos al final de su mandato de 4 años, no es improbable que se produzcan nuevos incumplimientos.

Además de violar los tratados internacionales, Trump se ha convertido actualmente en uno de los principales violadores de los derechos humanos y de cometer crímenes de lesa humanidad. La instigación al racismo y la discriminación racial, el desprecio a los derechos de las personas de color, así como el apoyo directo e indirecto a los graves crímenes en Yemen, Siria, Iraq, entre otros, son otros registros de las violaciones de los derechos internacionales y los derechos humanos por parte del presidente de EEUU.

Las medidas unilaterales adoptadas por EEUU al retirarse de la UNESCO, de la Organización Mundial de la Salud, y sus últimas amenazas con imponer sanciones al Tribunal Penal Internacional son completamente contrarias al compromiso de los gobiernos.

Con sus numerosos abandonos de las organizaciones y tratados internacionales, EEUU está obstaculizando la paz, la seguridad mundial y el orden internacional, así como la solidaridad entre los países en el corazón de las instituciones globales.

Y todo ello se produce a pesar de que Tiyani Mohamad Bandeh, presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas, declaró recientemente en conferencia de prensa: “Frente a las graves crisis y complejos problemas que afronta el mundo, incluida la epidemia del coronavirus, la solidaridad es nuestra mejor aliada; seguiremos estando en el centro de las Naciones Unidas para satisfacer las necesidades de todas las naciones”.

Con información de la Agencia IRNA

Confirmado.net

- Publicidad Bottom Ad -