Las lesiones de Federer en su carrera

¿Sabes cuáles han sido las lesiones de Federer en su carrera? El suizo ha vuelto a recaer de su última lesión y tendrá que volver a pasar por el quirófano. En cambio el de Basilea ha sido un privilegiado en toda su carrera y es que ha sufrido muy pocos parones por las lesiones. 

Roger Federer es un privilegiado en cuanto a las lesiones que ha sufrido a lo largo de su carrera. Todo lo contrario que algunos de sus compañeros en el circuito como Nadal o Del Potro. El tenista con más títulos de Grand Slam, acumula un total de 1513 partidos disputados, siendo el segundo en esta lista solo por detrás de Jimmy Connors. El estadounidense no está muy lejos y el de Basilea le podrá superar en los próximos meses. Con la edad los problemas físicos empiezan a llegar, aunque por suerte a pesar de pasar por el quirófano ninguna parece lo suficientemente grave como para retirar al que es considerado el mejor tenistas de todos los tiempos. Hay que destacar que Federer nunca se ha retirado en un partido al entrar a pista.

El primer parón

Sus primeros problemas físicos llegaron en 2008. Por aquellos años el de Basilea llevaba compitiendo más de una década y no había tenido ninguna lesión complicada que le hubiera alejado de las pistas. Una mononucleosis le obligó a estar parado alrededor de seis semanas.

La espalda en 2014

Ya en 2014, es decir, seis años más tarde, llegaron los primeros problemas en la espalda. Esto ocurrió en el torneo que cerraba el año el Masters de Londres. En semifinales enfrentaba a su amigo Stan Wawrinka. Aun así pudo superar a su compatriota y plantarse en una nueva final del torneo. En cambio después del duelo las cosas empeoraron. Finalmente tras analizar la delicada situación con su equipo de trabajo decidieron retirarse y por eso no salió a disputar la final ante Novak Djokovic.

Sin Juegos Olímpicos en 2016

Cada vez los problemas se sucedían en un menor espacio de tiempo. En 2016 tuvo que parar tres meses por la lesión más grave que había tenido hasta el momento. El problema ocurrió en las semifinales del Open de Australia en su rodilla izquierda en su partido contra Nole. Después de una larga recuperación volvió a competir en junio con el objetivo de poder conquistar un nuevo Wimbledon. Nadie esperaba lo que iba a ocurrir en las semifinales ante Milos Raonic. Nuevamente llegaron los problemas en la rodilla que le hacían perderse la temporada y por lo tanto no estar presente en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro ese mismo año.

Problema en la gira de arcilla en 2019

El 2019 era un año especial para Roger ya que volvía oficialmente a competir sobre tierra batida. En Roma llegó hasta los cuartos de final. En cambio no pudo presentarse al duelo que le iba a enfrentar ante Stefanos Tsitsipas. Esta vez los problemas llegaron en la pierna, más en concreto en la derecha y aunque solo parecían molestias, no tenía necesidad de forzar cuando en pocos días comenzaba Roland Garros. Al final en el segundo Grand Slam de la temporada regresó y lo hizo por la puerta grande llegando hasta semifinales.

El paso por el quirófano en febrero

Todo empeoró en febrero cuando Federer anunció que pasaba por el quirófano para tratar una dolencia en su rodilla derecha. Todo parecía que iba bien y que el tiempo del circuito suspendido a cusa del coronavirus le iba a venir bien para su puesto a punto. Su entrenador Severin Luthi anunció luego que la recuperación no iba como se esperaba. Justo a los pocos días el de Basilea anunció a través de sus redes sociales que tenía que volver a operarse y por ello se perdía toda la temporada.

Con información de CANAL TENIS

Confirmado.net

- Publicidad Bottom Ad -