Irán acusa a EEUU de “terrorismo económico” y dice que Washington “pronto se arrodillará ante la nación iraní”

Portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Abbas Musavi.

El Gobierno de Irán ha acusado nuevamente este viernes a Estados Unidos de “terrorismo económico” por sus sanciones y ha destacado que Washington “pronto se arrodillará ante la nación iraní” debido al fracaso de estas medidas punitivas contra el país.

“Un Gobierno cuya política es recurrir a la ‘rodilla en el cuello’ contra su pueblo o contra otros en el mundo debe estar contento con el terrorismo económico y la presión sobre la población”, ha dicho el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Abbas Musavi.

Musavi ha hecho referencia a una reciente entrevista concedida por el representante especial de Estados Unidos para Irán, Brian Hook, en la que indicó que Washington está satisfecho con los resultados de las sanciones impuestas contra el país asiático.

“Ya verán que no será el cuello de los iraníes, sino su rodilla la que fue retorcida. Pronto se arrodillarán ante la nación iraní”, ha señalado, después de que el presidente de Irán, Hasán Rohani, dijera el miércoles que Teherán ha derrotado la política de “rodilla en el cuello” de Washington.

El mandatario, que trazó así un paralelismo con la muerte de George Floyd a manos de la Policía estadounidense durante su arresto en la ciudad de Mineápolis, manifestó que esta técnica “es básicamente una política clave de Estados Unidos”.

“Estados Unidos puso prácticamente su rodilla en la garganta de la nación iraní, que se la rompió con el martillo de la unidad”, apuntó, antes de resaltar que Washington “ya no tiene una rodilla con la que ejercer presión, pero sigue manteniendo su política y tramando nuevos complots”.

El Gobierno de Estados Unidos está preparando un argumento legal para defender que sigue siendo parte del acuerdo nuclear de 2015 –que abandonó en 2018– con el objetivo de lograr que el Consejo de Seguridad de la ONU extienda el embargo de armas y aplicar más sanciones contra el país.

La estrategia en la que trabaja el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, busca impedir la exportación de armas convencionales a Irán tras el fin del embargo en octubre defendiendo que el país norteamericano aún es “un Estado participante” en el acuerdo nuclear, tal y como ha recogido ‘The New York Times’.

Las tensiones entre Washington y Teherán han aumentado desde que Estados Unidos se retirara en 2018 del acuerdo nuclear de 2015 y repuntaron en enero después de que el Ejército estadounidense matara en un bombardeo en Irak al jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria, Qasem Soleimani.

Con información de EUROPA PRESS

Confirmado.net

- Publicidad Bottom Ad -