A empresas alemanas les cuesta adoptar la inteligencia artificial

La gran mayoría de las empresas de Alemania consideran que la inteligencia artificial es la tecnología más importante de cara al futuro pero no acaban de decidirse por ella, según un estudio de la asociación de empresas tecnológicas alemanas Bitkom, hecho público hoy.

A pesar de la importancia que le conceden mayoritariamente, solo la mitad de las empresas alemanas con 20 o más empleados ve la inteligencia artificial como una oportunidad, según el estudio. De este también se desprende que solo una de cada siete empresas planea invertir en ella este año.

El seis por ciento de los encuestados dijo que ya usan la inteligencia artificial en su empresa, y un 22 por ciento de las compañías aseguró que planea usar la inteligencia artificial o se lo está planteando.

Hace un año, las proporciones eran mucho más bajas, con un dos por ciento de usuarios de inteligencia artificial y un nueve por ciento de empresas que planeaban o se planteaban su uso.

El presidente de Bitkom, Achim Berg, afirmó que Alemania no tiene un problema con la inteligencia artificial, sino más bien un problema con su aplicación.

“Hay un amplio consenso en las empresas sobre la gran importancia de la tecnología para la viabilidad de nuestra economía en el futuro. Pero a la mayoría le cuesta usar este conocimiento en su propio negocio”, aseguró Berg.

Según él, por ejemplo, hay un gran potencial en las áreas de logística o en el mantenimiento programado de maquinaria, tareas que podrían ser realizadas con la ayuda de la inteligencia artificial.

Según la encuesta de Bitkom, una de cada cuatro empresas alemanas, el 28 por ciento, considera que la inteligencia artificial es una amenaza para su propio negocio, y el 17 por ciento incluso que amenaza su propia existencia.

La encuesta también revela que un 81 por ciento de las empresas consultadas teme que las compañías digitales extranjeras se conviertan en serios competidores de las industrias clave alemanas, como la automotriz, debido a su posición de liderazgo en materia de inteligencia artificial.

Según Berg, la gran fortaleza de la inteligencia artificial es su capacidad para llevar a cabo incluso tareas monótonas sin mostrar signos de fatiga.

El presidete de Bitkom puso como ejemplo la inspección de materiales o el análisis de radiografías, casos en los que sostuvo que se podrían evitar errores humanos y también prescindir de los empleados que realizan estos trabajos.

Con información de Agencia DPA

Confirmado.net

- Publicidad Bottom Ad -