Joven de la Diversidad se quita la vida en Hospital del Sur de Quito

La Asociación Silueta X miembro de la Federación ecuatoriana de organizaciones Lgbt y la Asociación ALFIL, ponen en conocimiento público un nuevo hecho que afecta a la población LGBT.

Adrián Vicente G.M., un joven gay, de 30 años de edad, vivía en la ciudad de Quito y era oriundo de la costa ecuatoriana.

Fue conocido como una persona alegre y extrovertida por personas de la comunidad. Hace dos meses atrás se le diagnosticó una enfermedad catastrófica. Se encontraba internado en el hospital del IESS al sur de Quito.

El día 18 de mayo de 2020, tomó ña decisión de quitarse la vida. Su cuerpo fue levantado el 19 de mayo luego de que aparentemente, se habría arrojado de lo alto de la casa de salud. Se desconoce el motivo de su decisión.

Sin embargo, testigos afirman qué previo al hecho, el joven tuvo una fuerte discusión con su madre quien pretendía llevárselo a su ciudad natal, a pesar que ya tenía una relación estable en la capital. La pareja del ahora fallecido, ha indicado también que se le está privando con información pertinente por parte de los familiares que le permitan no sólo acompañar a su cristiana sepultura sino, poder acceder a pertenencias que construyeron como pareja.

Es importante invitar a la ciudadanía en general que ante situaciones críticas de personas de la diversidad es importante acudir a un proceso profesional de apoyo, para evitar cualquier tipo de incidente que podría cobrar la vida de personas de la comunidad, que de por si, frecuentemente estamos siendo expuestos a situaciones de stress y daños psicológicos. Si a esto se le suma la falta de compresión de seres queridos o familiares los resultados pueden ser catastróficos.

Desconocemos si el presente haya sido el caso, sin embargo, es importante recordar lo antedicho, sobre todo por la discusión que tuvo con su Madres. Una discusión muy fuete.

Incluso, es importante mencionar que se percibe cierto grado de negligencia por parte de la casa de salud. Al haber tenido una fuerte discusión con su madre, al punto que personal médico tuvo que sacarla, haberlo dejado solo en la habitación con esa carga emocional fuerte resulta a breves rasgos negligente, cuando personal de salud debió aparte de sacar a la madre, acompañar al joven en la habitación hasta que el evento emocional pierda capacidad de control en el joven.

Enviamos nuestras sentidas condolencias a amigos y familiares y al mismo tiempo esperamos que el Hospital del IESS indique porque lo dejó solo en un momento crítico como ese.

“Que la falta de comprensión, no se entienda como una razón”

Con información de Asociación Silueta X

- Publicidad Bottom Ad -