Se infiere de lo expuesto, que la República Popular China, no puede ser imputada de ser autora de la pandemia que azota a la humanidad

El Presidente Americano Donald Trump, calificó a la pandemia que azota a la humanidad como producto del “virus chino” y anunció a fines de abril “la supresión de los fondos destinados a la Organización Mundial de la Salud” a la que acusó de “defender las acciones del gobierno chino” y ayudar a “ocultar el peligro y la extensión que podía tener el brote de la Covid-19”.

Países como Francia, Alemania, Reino Unido, se sumaron a las dudas sobre la gestión por parte de la China en la presente crisis y dejaron abierta la posibilidad “de llevar a cabo una pesquisa”.

El Secretario de Estado de Estados Unidos Mike Pompeo, sobre el particular se preguntó “Sí el nuevo coronavirus fue liberado intencionalmente o si fue un accidente”.

El científico francés Luc Montagnier, Premio Nobel de Medicina 2008 por haber descubierto el VIH sostuvo que “el virus había sido creado en un laboratorio de la ciudad de Wuhan y que Wuhan se especializaba en estos coronavirus desde principios de la década del 2020”.

El prestigioso Jefe del Departamento de Virus e Inmunidad del Instituto Pasteur de Francia Olivier Schwartz, descartó la teoría de Montagnier y dijo “que no pudo haber sido producido por seres humanos”.

Las Agencias de Inteligencia de los Estados Unidos, aseveraron que “Habían llegado a la conclusión de que el coronavirus no fue creado por humanos ni modificado genéticamente”.

Con la mentada declaración de las Agencias de Inteligencia Americanas, de 30 de abril de 2020, se descarta que la República Popular China esté involucrada en la creación y, por ende, propagación del coronavirus.

La Organización Mundial de la Salud, subrayó que “Todas las pruebas disponibles apuntan a un origen animal como fuente de la pandemia global del coronavirus”.

Interesante rememorar que, en el año 1918, la humanidad se vio afectada por “la gripe española” que mató a cerca de 100 millones de personas y que, al igual que ahora, en ciertos casos, se usó políticamente dicha pandemia para atacar a gobiernos enemigos.

Se infiere de lo expuesto, que la República Popular China, no puede ser imputada de ser autora de la pandemia que azota a la humanidad, pandemia que hasta el momento contagia a más de un millón de personas y ha producido la muerte de más de 300.000.

En virtud de lo referido, a los únicos seres que se les debe declarar culpables de la pandemia, no gratos para la humanidad y al margen de la ley, son los murciélagos y los pangolines.

Artículo de opinión escrito por el Dr. Fernando Borja Gallegos

 

Es egresado de la Escuela de Derecho de la Universidad Central del Ecuador, donde obtuvo un doctorado en Jurisprudencia. Realizó pos grados de Derecho Internacional en la Johns Hopkins University School of Advanced International Studies, en Washington D.C. en 1978; tiene un diplomado y reconocimiento de la Federación Nacional de Abogados del Ecuador.

 


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Confirmado.net

Tags : ChinaCOVID-19EEUUFERNANDO BORJA GALLEGOSPANDEMIA