¿Tienes planes, proyectos y metas que alcanzar, pero te quedas corto de dinero? En ocasiones solo hace falta un pequeño empujón para lograrlos y un préstamo personal puede ser la solución. Lo mejor es que hoy en día ya existen muchas opciones en línea que te evitan el papeleo tradicional y te ahorran tiempo en el proceso de solicitud.

Si estás considerando aplicar por un préstamo online para comprar eso que necesitas para ti y tu familia, o para iniciar un negocio, no es mala idea que conozcas un poco más sobre estas herramientas financieras. Así que toma nota y deja de pensar en posibilidades para empezar a construir realidades.

Ventajas y desventajas de los préstamos online

Los préstamos online los puedes solicitar desde la comodidad de tu hogar, desde tu teléfono o computador. Estos se traducen en anticipos de dinero que puedes solicitar a través de la banca en línea de tu preferencia o desde entidades de préstamos digitales que se especializan en estos apoyos.

Por lo general, estos préstamos no exigen mucho papeleo para ser aprobados, solo con la documentación básica podrás completar la solicitud en línea. Con ella, la institución podrá evaluar tu actividad financiera y decidir si te aprueban o no un préstamo. Todo dependerá de la entidad que selecciones, pues cada una de ellas tiene requisitos particulares.

Ojo: no siempre necesitas tener una cuenta bancaria o tarjeta de crédito o débito asociada a la entidad prestamista. Muchos préstamos que ofertan este tipo de instituciones están pensados en personas que no son clientes previos.

Otra buena noticia es que los préstamos en línea suelen ser aprobados en periodos cortos de tiempo, todo dependerá de tu ingreso mensual, de tu historial bancario y de cuánto dinero quieras solicitar. Estas instituciones suelen procesar los datos de manera rápida y darle respuesta al cliente en solo cuestión de horas. Sin embargo, podrían tener una tasa de interés más elevada que uno del tipo tradicional para compensar el riesgo que la entidad adquiere.

Tipos de préstamos online

Existen diversos tipos de préstamos en línea; de esto dependerá la rapidez con la que te sea aprobado este beneficio. Los micropréstamos y los préstamos rápidos suelen ser aprobados en una menor cantidad de tiempo pues, como el monto suele ser bajo, el banco no tendrá mucho que verificar. Los plazos para pagarlos también van a ser cortos por lo que son muy útiles para proyectos inmediatos o deudas urgentes.

Luego están los préstamos para fines específicos, que pueden tardar un poco más en aprobarse y pueden requerir algunos requisitos extras. Muchas veces, las entidades bancarias ya los tienen prediseñados en sus plataformas, tal como sucede con los préstamos pre concedidos, que suelen ser ofertados a clientes con buen historial crediticio y cuya información ya ha sido evaluada por la entidad bancaria.

Todo este proceso es seguro, pues los prestamistas en línea suelen tener protocolos de seguridad bastante estrictos para proteger los datos personales suministrados por el solicitante y operan de la misma manera que las plataformas de los bancos en línea.

En conclusión…

Antes de aplicar a cualquier solicitud de préstamo online, debes de tener claro en qué ocuparás el dinero, cuánto tiempo tardarás en pagarlo y si te es rentable la tasa de interés que te ofrece la institución que elijas como prestamista.

Esta podría ser la mejor decisión que tomes en pro de impulsar ese proyecto personal por el que tienes tanto tiempo luchando. No postergues más tu sueño y comienza a materializarlo. ¿Cuál crees que es el préstamo online que mejor se adapte a tus necesidades?

Confirmado.net

Tags : CAMINO FINANCIALPRÉSTAMOS ONLINE