Escándalo sobre bolsas para cadáveres salpica al hospital de Ibarra

El escándalo por el exagerado sobreprecio en la adquisición de bolsas para cadáveres en un hospital público de Ecuador salpicó el miércoles a otra entidad sanitaria de la Policía, según denunció la propia ministra de Gobierno ecuatoriana (Interior), María Paula Romo.

Además, el asambleísta por Pichincha Francisco Villamar incluyó en esta fila de denuncias a un establecimiento de salud de Ibarra denunciando un sobreprecio del 350%.

“En el hospital de Ibarra del IESS sólo sobreprecio de 350% para las fundas para cadáveres, escribió el también exconcejal Villamar. También agregó que el modelo es inviable. “No hay forma de sostener la cleptocracia 14 años seguidos”.

La respuesta de la directora administrativa del Hospital de IESS de Ibarra, es que el proceso de contratación se lo realiza en medio de una emergencia acorde a la normativa y que antes antes de la pandemia, el hospital adquiría una bolsa para cadáveres hasta en 18 dólares, pero la demanda actual impide adquirir productos bajo las mismas condiciones.

Escándalo es en todo el país.

“Luego del caso de las fundas de cadáveres, investigamos adquisiciones en hospitales de la Policía de Ecuador y descubrimos una posible compra. Informé de inmediato a la Fiscalía y en este momento se realizan allanamientos y detenciones”, escribió Romo en su cuenta de Twitter.

“Empezando con el ejemplo”, remarcó la ministra en su mensaje en la red social, en la que acompañó el texto de una carta que dirigió el pasado lunes a la fiscal general del Estado, Diana Salazar.

Romo indicó que dispone de información sobre una orden de compra para el Hospital Docente de la Policía Nacional Guayaquil No. 2, de “400 bolsas impermeables para cadáveres COVID-19”, avaladas en unos 130 dólares cada una, aunque su coste en el mercado es de apenas unos 12,5 dólares por unidad, según fuentes periodísticas.

Además, la orden de compra del hospital policial refiere sobre la adquisición de 500 mascarillas tipo “N-95”, por un valor de 10 dólares cada una, cuando su coste en el mercado podría ser mucho menor.

La fiscal Salazar aún no se ha pronunciado sobre la misiva enviada por la ministra Romo, aunque mantiene abiertas algunas investigaciones de presunta corrupción en la adquisición de insumos médicos en varios hospitales del país.

El pasado lunes, el Ministerio Público ejecutó varios allanamientos en Quito y Guayaquil, como parte de las investigaciones por un presunto delito de peculado (malversación de fondos públicos) en un hospital público.

La Fiscalía indaga sobre la contratación con presunto sobreprecio de insumos para el hospital Los Ceibos de Guayaquil, del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Se trata de una contratación efectuada en el marco de la situación de emergencia sanitaria aplicada en el país por la pandemia del coronavirus, por un monto global de 872.000 dólares, que incluye la compra de bolsas para cadáveres a un costo de 148 dólares cada una, cuando en el mercado su valor sería de apenas 13 dólares.

En los allanamiento, las autoridades han detenido a cuatro personas y se han incautado de varios ordenadores y documentos relacionados con esa denuncia.

Además, la Fiscalía tiene abierta una investigación por denuncias en redes sociales sobre un contrato con supuesto sobreprecio de un equipo de laparoscopía para el hospital estatal “Eugenio Espejo” de Quito.

El anuncio de hechos de corrupción en el hospital de la Policía en Guayaquil ha levantado una vorágine de comentarios de la ciudadanía en redes sociales, donde se exige que la investigación sancione con dureza a todos los responsables, pues se produce en un momento en que el país afronta una aguda crisis económica, social y sanitaria, alimentada por la pandemia del COVID-19.

Con información de Diario El Norte – Ibarra

Confirmado.net

- Publicidad Bottom Ad -