Unesco: En 2014 Ecuador fue el segundo país del mundo que más invirtió en educación superior

La inversión en educación superior entre 2007 y 2016 fue de 13 900 MMUSD, equivalente, en 2016, al 2% del Producto Interno Bruto (PIB), una cifra inédita, siendo la segunda más alta del mundo para el año 2014 según el análisis de Unesco.

El logro más importante de la Revolución Ciudadana fue la Revolución Educativa y sus cambios generados en educación básica, media y superior; Ecuador apostaba a un sistema productivo basado en el conocimiento, en el que es indispensable incentivar y fortalecer el talento humano ecuatoriano.

Ecuador invirtió el 2% de su PIB en la mejora de la educación superior

Entre 2007 y 2016 se entregaron 82 veces más becas que las registradas entre 1995 y 2006.

Se fortaleció la educación técnica y tecnológica pública, con el uso compartido de 14 infraestructuras SECAP para beneficio de más de 11 000 estudiantes

El gobierno de Correa implementó una serie de reformas legales y acciones complementarias, surgidas desde las mismas instituciones, para concretar el cambio de la política pública en la educación superior. Todas esas medidas lograron democratizar el acceso y mejorar su calidad.

Esto se reflejó en un aumento de 260 000 estudiantes en la matrícula, que pasó de 443 509 a 703 806 entre 2006 y 2014. La tasa bruta de matrícula se elevó del 28% al 39%, lo cual evidenció que se superó la elitización educativa propia del paradigma neoliberal. A través de la expedición de la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES) se recuperó la educación superior como bien público social y motor del desarrollo. También se impulsó la transformación estructural de sus organismos de regulación, control y participación, para integrar a todos los actores del sistema. Para fomentar su calidad, la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt) propició una oferta académica pertinente, capaz de contribuir al cambio de la matriz productiva nacional. Las carreras pertinentes a este objetivo crecieron de 43,44% en 2012, a 54,15% en 2016.

La inversión en educación superior entre 2007 y 2016 fue de 13 900 MMUSD, equivalente, en 2016, al 2% del Producto Interno Bruto (PIB), una cifra inédita, siendo la segunda más alta del mundo para el año 2014 según el análisis de Unesco.

La democratización del acceso permitió aumentar la participación en la matrícula bruta del 40% más pobre: entre 2006 y 2014 subió en 101%, en contraste con la reducción de -15% registrada entre 1998 y 2006. Según los registros del Sistema Nacional de Nivelación y Admisión (SNNA), alrededor del 13% de personas que obtuvo un cupo entre 2012 y 2015, pertenecía a una familia beneficiaria del Bono de Desarrollo Humno (BDH) y se le otorgó una beca de media Remuneración Básica Unificada (RBU) durante el período de nivelación y una RBU a partir de primer año de educación. De igual modo, en cumplimiento de los principios de inclusión y meritocracia, se puede observar que, desde 2012 hasta 2016, ocho de cada diez estudiantes que aceptaban un cupo, provenían de una unidad educativa fiscal.

En 2016, siete de cada diez estudiantes fueron la primera generación de su familia en acceder a la educación superior. En 2014, la probabilidad de estar en el Sistema de Educación Superior fue cuatro veces mayor que en 2006 para las personas con padres sin ningún nivel educativo. Ecuador fue el país que más inviertió en el subsidio a la gratuidad de la educación superior, que aumentó en 27 puntos porcentuales, al pasar de 67% en 2006 a 94% en 201.

Incremento de becas

La democratización también se reflejó en el aumento del número de becas otorgadas para formación y/o especialización de profesionales en las mejores universidades del mundo, en áreas del conocimiento prioritarias para el desarrollo nacional. Entre 2007 y 2016 se entregaron 19 58644 becas, muy superior a las 237 registradas entre 1997 y 2006. Regresaron al país 4 818 becarios, de los cuales el 98% está trabajando en diferentes entidades públicas y privadas, para garantizar la aplicación de los conocimientos y experiencia.

4 universidades emblemáticas

La Revolución Ciudadana puso su marca en la construcción de las 4 universidades públicas que son la base para la calidad educativa en el país, pese a la desinversión que ha sufrido en los últimos años con el presente gobierno.

Yachay, fue la primera universidad de investigación científica y tecnológica, que se vincula con los institutos públicos y privados de investigación, los centros de transferencia tecnológica, las empresas de alta tecnología y los sectores productivos y agroindustriales del país, tiene su sede en Urcuqui en Imbabura.

Ikiam, tiene su énfasis en formar investigadores y generar conocimiento sobre la biodiversidad. Se ubica en el Tena.

La Universidad de las Artes (UA), su eje será la creación y difusión artística, su sede es en Guayaquil.

La Universidad Nacional de Educación (UNAE), formará a los docentes del sistema educativo nacional, ubicada en Azogues.

En contexto

En plena catástrofe social que vive Ecuador, las Universidades públicas del país afrontan un recorte en su presupuesto de 98’210.190 dólares lo cual pone en peligro el trabajo académico; salarios y estabilidad de docentes, trabajadores y empleados; y sobre todo el número de cupos para acceder a la educación superior.

Rectores de las 32 instituciones educativas, vislumbran un panorama poco alentador para las actividades académicas de los siguientes meses del año. Los académicos aseguraron a diario Expreso que esta decisión tomada el 1 de mayo por el Ministerio de Finanzas fue unilateral y difundida a través de un comunicado oficial, debido a la emergencia sanitaria, tomando como argumento que ellos son el órgano rector de las finanzas públicas a nivel nacional.

Confirmado.net / Diario Expreso / Informe a la Nación 2007-2017

- Publicidad Bottom Ad -