Esta es la pregunta que nos hacemos algunos analistas políticos, a partir de que el Presidente de la República Lenín Moreno Garcés, nombra como nuevo y quizá el último Director de Inteligencia de su gobierno a Juan Sebastián DeHowitt Holguín. Nombrar a la cabeza de la inteligencia de un país, no es una decisión que se tome a la ligera y sin ninguna intencionalidad precisa. ¿Qué pretende con este cambio el Presidente Moreno, y por qué llama tanto la atención que designe a Juan Sebastián de Howitt?, a continuación el análisis y algunas hipótesis abiertas.

Análisis:

¿Quién es Juan Sebastián DeHowitt?.

Originalmente se trata de un joven empresario que nunca antes estuvo en política e ingresa a la función pública de la mano de Lenín Moreno, en el tramo final del Gobierno de Rafael Correa como Gobernador de Tungurahua. De esta primera parte surgen algunas preguntas; ¿era Correísta, Morenista, o simplemente quizo apoyar la gestión de un gobierno en favor de su provincia?, según hemos estudiado algunas entrevistas, más bien parece lo último, sin embargo, lo que sí nos ha quedado claro es que a partir de ahí se le despierta ese complejo y a veces mortal “virus” de la política. Una vez que termina el gobierno de Correa, DeHowitt se une a otros empresarios del Ecuador y forman un frente político común llamado “Proponle” con la filosofía de apoyar desde la empresa las políticas gubernamentales de un Gobierno progresista, y por su puesto, se unieron para apoyar la campaña de Lenín Moreno. Es decir se ubica en una especie de filosofía de desarrollo país, a través del emprendimiento, empleo, desarrollo privado y público, con conciencia social y ambiental, según sus postulados.

Gana Moreno las (muy debatidas) elecciones y parte del grupo Proponle integra el gobierno de Moreno, entre ellos el también reconocido empresario Pablo Campana (Ministro de Producción), pero DeHowitt se mantiene en sus actividades, hasta que llegan las elecciones seccionales y va otra vez es pos de su Provincia, corre como candidato a Prefecto de Tungurahua, pero no gana. Nuevamente se dedica a sus empresas y reaparece en las protestas de octubre dándole apoyo en la coordinación al gobierno como puente para aplacar las protestas y lograr la calma, sin tomar partido a favor o en contra de los actores en conflicto. Esto, al parecer, según algunos de los entrevistados de las filas del gobierno, le sirvió para reconocer su capacidad de negociador y su olfato político, el gobierno un poco desnudo y sin fichas clave en la Sierra Central lo invita a un cargo ministerial, DeHowitt inicialmente no acepta dado los niveles de compromiso que eso requería, no se sentía listo o no sabía qué tanto comprometerse, de ahí resurge la pregunta, sin respuesta, ¿es Correísta o Morenista?. Finalmente le piden que los apoye con una asesoría política como Consejero Presidencial, que termina aceptando. A partir de ahí sus consejos y análisis políticos son escuchados y empieza a tomar más cercanía con el núcleo duro del Morenismo como Juan Sebastián Roldán, María Paula Romo y otros, pero durante todo ese tiempo, desde antes y hasta ahora, revisando sus redes sociales y entrevistas, no hay un ataque o críticas severas al correísmo. Algunos dicen que DeHowitt tiene más de Moreno que de Correa, porque tiene una visión más de centro hacia la derecha, sin embargo, su olfato político le ha hecho respetar ese punto medio, dado que no puede desembarazarse que fue Gobernador de Correa, así lo haya recomendado Lenín y que apoyó la campaña de Lenín bajo las promesas de campaña del correísmo.

Moreno empieza a cubrir baches políticos.

Pasa el tiempo y el Presidente decide reemplazar al Ministro del Ambiente y al Secretario del Agua. El chisme de pasillo dice que las “renuncias” surgen por diferencias del Presidente con Jimmy Jairala y César Litardo (Presidente de la Asamblea Nacional), dado que estos dos secretarios de estado, eran fichas de Jairala y Litardo respectivamente. Hasta ahí en cargos poco sensibles, no llamó la atención que Moreno eche mano de DeHowitt. El perfil calzaba bien. Así lo describió uno de los miembros del gobierno; “joven dinámico, de alta capacidad para ejecutar y lograr objetivos concretos en corto tiempo, con agudeza política”.

Llega la Covid-19

Hasta ahí todo hacía sentido con DeHowitt, incluso dado su perfil “proactivo”, el hecho que le encarguen la “Coordinación y Facilitación” del combate a la pandemia en la Sierra Central, otra vez su región. Aunque algunos entrevistados en Tungurahua, dijeron que su actuación fue un tanto polémica,  reconocen que fue efectiva.

¿Llamó suficiente la atención su intervención en la Sierra Central, que lo llamaron a Guayaquil para echarle una mano al gobernador y a Jorge Wated, quien también fue sacado de su escritorio de banquero, para levantar cadáveres en la ciudad más azotada por la pandemia?. Hasta ahí todo calza en un perfil y las necesidades del equipo de Gobierno para cubrir urgencias, frente a la falta de calidad de liderazgo, ejecución y coordinación que ha caracterizado al gobierno.

¿Se fractura la relación Vicepresidente – Presidente?

Para nadie es un secreto que dentro del gobierno hay grupos y sub-grupos. Nadie de los entrevistados confirmó o negó nuestras hipótesis. Sus respuestas en este punto las podemos resumir en un “mejor no hablar de eso”. Lo cierto y lo factual es que el Presidente Moreno “acepta” la renuncia de tres Ministros de Estado, ¡esta vez sí, dos de ellos en puestos claves y de extrema confianza!. Tum, tum.. ¡DeHowitt otra vez!

Sale el Secretario Nacional de Comunicación y el Secretario de Inteligencia, fichas de confianza del Vicepresidente Otto Sonnenholzner. Al parecer el Covid-19 también afectó la salud de la confianza interna de los grupos al interno del gobierno.

¡DeHowitt es nombrado Director de Inteligencia Estratégica!

Aquí es cuando los analistas recurrimos a la especulación sin mayores certezas.

Juan Sebastián de Howitt Holguín, ¿es Morenista?, tiene que ser, de ley, o por lo menos le habrá dado la famosa prueba de amor a Lenín para que le de ese cargo en el tramo más crítico de su gobierno. ¿Como Secretario de Inteligencia “investigará” a los correístas duros?, ¿como cabeza de inteligencia tendrá que espiar al círculo de apoyo de su ex-jefe?, porque nos preguntamos ¿qué amenazas reales tiene el Presidente y su gobierno, si no la oposición correísta a la que se le están sumando otros sectores incluso antagónicos al correísmo?. Ahí es donde nos quedamos  en punto muerto. El anterior Secretario de Inteligencia lo único que pudo señalar son los famosos bulos de Fake News, pero vamos, para hacer ese análisis no hay que tener un aparato de inteligencia, las fake news vienen de todas partes y circulan por todas partes y en todas las direcciones, depende de los intereses de los grupos pro-gobierno o pro-oposición.

Seguramente hay importantes problemas que resolver, y DeHowitt ha demostrado tener esa capacidad, sin embargo queda flotando la respuesta a la pregunta; ¿De qué protegerá al Ecuador y a su gobierno el nuevo Director de Inteligencia Estratégica?, quizá nunca lo sabremos, dado que todo es Top-Secret. – Análisis – Calvin


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Confirmado.net

Tags : CALVINDEHOWITTEcuadorINTELIGENCIAMORENO