Generales

Precios negativos: ¿qué hay detrás de la locura petrolera?

¡Qué tiempos! El precio del petróleo está registrando mundialmente fuertes caídas históricas. ¿Es sólo por el coronavirus o por las peculiaridades del mercado? Las preguntas y respuestas más importantes. Análisis de Deutsche Welle

¿Qué pasó en el mercado del petróleo?

Los precios del petróleo ya habían caído dramáticamente en las últimas semanas debido a la crisis del nuevo coronavirus SARS-CoV-2. También hubo desacuerdo entre los aliados de la OPEP (La Organización de Países Exportadores de Petróleo) y otros países productores del combustible. A principios de semana, se vencieron ciertos contratos para el suministro de petróleo. Ahora, los almacenes están llenos, ya que no había, o había muy pocos compradores físicos. Esto produjo el precio negativo del petróleo americano WTI la noche del lunes.

¿Cómo surge el precio?

Los precios del petróleo se basan, concretamente, en el principio de la oferta y la demanda. Por eso, con el estancamiento económico mundial causado por la pandemia del coronavirus, no hay demanda y los precios están literalmente tocando fondo. Las compañías piden menos petróleo, las aerolíneas dejan sus flotas en tierra y los consumidores se quedan en casa y conducen menos sus coches.

¿Qué acuerdos provocaron la crisis de los precios?

Existen las llamadas transacciones a plazo para el mes de mayo que finalizaron este martes 21 de abril. En otras palabras, quien tenga el contrato en su mano ese día es dueño de la entrega de petróleo asociada. Esta se almacena en los depósitos de petróleo existentes, y hay que pagar para usarlos. La entrega se hará en mayo, pero los depósitos de petróleo ya están llenos y el precio de los depósitos restantes está subiendo. Es por eso que los inversionistas han huido de los contratos: no querían poner las manos al fuego. Los contratos dejaron de tener valor casi inmediatamente.

¿Esta caída es obra de los especuladores?

Sí y no. Los contratos a plazo pueden ser atractivos para los especuladores. En resumen, son apuestas sobre la futura dinámica de precios, donde puedes ganar y perder. En este caso, los especuladores involucrados apostaron mucho. Sin embargo, muchas empresas tienen que asegurar sus negocios en el mercado de materias primas. Por ejemplo, para el trigo y el café en grano también se hace de esa manera. Básicamente se ofrecen precios fiables y calculables para el futuro. En estos tiempos, sin embargo, casi nadie quiere el petróleo físico, que en el papel se tiene previsto para la entrega.

¿Por qué la caída solo afectó al petróleo estadounidense WTI?

El petróleo WTI se almacena prácticamente en un solo lugar: los oleoductos terminan en Oklahoma. Ahí se encuentra el mayor depósito de petróleo del mundo y ahí es donde se entrega. Pero, en la ciudad de almacenamiento de Kushing, los depósitos ya están llenos. El almacenamiento restante ahora cuesta alrededor de diez dólares por barril. Y el precio probablemente seguirá subiendo. El tipo europeo Brent, del mar del Norte, tiene más alternativas para su distribución.

¿Por qué no simplemente cerrar la producción de petróleo?

En principio, los pozos de petróleo están más o menos bajo presión. Una vez que fluye el oro negro es difícil de para la producción. Especialmente en la tecnología de fracking en EE.UU., que es controvertida desde el punto de vista medioambiental, es difícil detener la producción. Esta es una de las razones por la que, actualmente, se utilizan los petroleros en los océanos del mundo, ya que sirven como depósitos de petróleo flotantes.

¿Por qué Trump está comprando petróleo ahora?

Para hacerse un nombre. El presidente de EE.UU. ha anunciado que comprará 75 millones de barriles para apoyar los precios y así reponer las reservas nacionales. Sin embargo, la demanda mundial por día está en un nivel similar. La iniciativa de Donald Trump es, en el mejor de los casos, una gota de petróleo sobre una piedra caliente. Más efectivo es el acuerdo de la OPEP con otros países petroleros como Rusia para reducir la producción en 10 millones de barriles por día.

Sin embargo, la mayoría de los expertos creen que esto no es suficiente para compensar la caída de la demanda. Los países productores de petróleo como Arabia Saudita y Rusia, en todo caso, están sometidos a una presión creciente porque financian sus presupuestos nacionales, en gran medida, con los ingresos del petróleo.

Información de Deutsche Welle emisora internacional de Alemania, produce periodismo independiente en 30 idiomas.

Confirmado.net