Empleadas domésticas, otro reflejo de la catástrofe que vive Ecuador – Testimonio

Con la crisis sanitaria y la cuarentena por el coronavirus, agudiza la pobreza de varios sectores, uno de ellos el de las empleadas domésticas. Este es el caso de Esperanza Vinachi, quien vive en el sur de Quito y trabajaba en dos casas para llevar el sustento a sus hijos. Durante estos días de cuarentena ha tenido que sobrevivir con el último medio sueldo que recibió y como ahora no puede laborar, cada día vive la angustia de pensar cómo conseguir alimento.

Con la crisis sanitaria y la cuarentena por el coronavirus, agudiza la pobreza de varios sectores, uno de ellos el de las empleadas domésticas. Este es el caso de Esperanza Vinachi, quien vive en el sur de Quito y trabajaba en dos casas para llevar el sustento a sus hijos. Durante estos días de cuarentena ha tenido que sobrevivir con el último medio sueldo que recibió y como ahora no puede laborar, cada día vive la angustia de pensar cómo conseguir alimento.

Recuerda que las familias más necesitadas generalmente se dedican a la albañilería, plomería, otros oficios, empleadas domésticas y comerciantes informales, que si no trabajan un día no comen y se ven obligados a salir por lo que pide que se concrete la ayuda que anuncian las autoridades.

Según el último censo del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) del 2010 en el país hay 222 495 trabajadoras del hogar, en su gran mayoría no cuenta con un contrato legalizado.

Trabajo publicado por Pichincha Universal

Confirmado.net

- Publicidad Bottom Ad -