ChinaMundoSaludTitulares

Cómo se utilizó la acción indebida del Dr Li Wenliang para manchar la reputación de China

El doctor Li Wenliang, el “héroe” y “mártir” que escogió Occidente para satanizar a China en el manejo de la crisis del Covid19

Mucho se habla acerca de la «responsabilidad» de China en el desarrollo del virus covid-19 y su aparente falta de información oportuna y adecuada. A esto se agrega un caso mediático que fue publicado mayormente en los medios de comunicación occidentales sobre la supuesta acción «heroíca» del Dr Li Wenliang quien actuó indebidamente dando paso a una ola propagandística anti-china en el mundo.

Publicamos un hilo de la información proporcionada por @Herbert_Keg en la red social de twitter. Aquí explica el desarrollo del caso del Dr. Li Wenliang médico que falleció hace pocas semanas en el contexto del covid-19.

Voy a explicar cómo el doctor Li Wenliang, el “héroe” y “mártir” que escogió Occidente para satanizar a China en el manejo de la crisis del Covid19, actuó INDEBIDAMENTE en el brote de coronavirus en China y como fue el inicio de una ola de basura propagandística anti-China. HILO

La ley de la República Popular China sobre prevención y tratamiento de enfermedades infecciosas establece procedimientos legales claros de que nadie sin autorización puede publicar información sobre enfermedades infecciosas o epidemias. Es decir, Li Wenliang no estaba autorizado

El Dr. Li, oftalmólogo sin ningún conocimiento de virología, lanzó el 30 de diciembre de 2019, fuera de sus atribuciones, una noticia (en el chat chino WeChat) de que había aparecido un virus SARS. Fue reprendido por ello (nunca arrestado) por el Tribunal Supremo Popular de China

¿Qué pasó exactamente? Li Wenliang vio el expediente de un paciente y luego envió el mensaje a su grupo de chat de 150 personas diciendo que había 7 casos de SARS confirmados pidiéndoles que NO filtraran esta información públicamente, sino solo a sus amigos y familiares

La realidad es que 3 días antes, el 27-12-2019, la doctora Zhang Jixian, especialista en enfermedades respiratorias y cuidados intensivos del Hospital ZhongXi de Wuhan, fue la PRIMERA que informó de 4 casos de un nuevo tipo de neumonía a la Comisión Municipal de Salud de Wuhan
 
Zhang informó de ello a mediodía y por la tarde se realizó una encuesta epidemiológica recogiendo muestras de sangre y en la garganta de los pacientes. El 31 de diciembre la Comisión Nacional de Salud y los CDC enviaron equipos de expertos al mercado de Huanan para tomar muestras
El 3 de enero, pocos días después del informe de Zhang, China comenzó formalmente a tomar la iniciativa de informar de la situación a la Organización Mundial de la Salud y a otros países, incluyendo a los EEUU, quien se dedicó desde entonces a verter mentiras sobre China
Nadie, hasta ese momento, tenía ninguna pista, desde el informe de la Dra. Zhang, sobre qué alcance epidemiológico podría tener el virus y si infectaría masivamente a los seres humanos o no. Por tanto, el Dr. Li, como oftalmólogo, no tenía competencia para informar sobre el virus
Se necesitó casi un mes, después de realizar exámenes médicos exhaustivos, para confirmar la naturaleza del virus como Covid19 que llevó a la decisión de cerrar la ciudad de Wuhan. Esta rapidez de actuación era impensable, en escenarios similares, en países como EEUU y otros
La única controversia es si la agencia de salud china y la OMS subestimaron subjetivamente el virus debido a la falta de pruebas objetivas en la fase inicial. Los expertos fueron probablemente demasiado conservadores, cautelosos y en exceso «académicos» sobre el nuevo virus
Pero ello no justifica la actuación de un inexperto como el doctor Li, a menos que la ley permita a cada ciudadano divulgar que existe cualquier enfermedad sin pruebas y que se tome su opinión como una emergencia, lo que causaría grandes pérdidas económicas e inestabilidad social
La historia de Li es desafortunada y trágica y es cuestionable por ciertos procedimientos, pero esa no es razón para lanzar noticias falsas y propaganda anti-China que han llevado a que el Dr. Li sea una especie de profeta y héroe «perseguido» por el «malvado» gobierno chino
Los medios de Occidente han utilizado la muerte de Li como ejemplo del mal funcionamiento, la censura y las limitaciones de China para manejar una emergencia cuando ellos han gestionado pésimamente esta crisis dejando al descubierto una deplorable sanidad pública-privada
Una imagen vale más que mil palabras en EEUU: Así titulaba el New York Post: “Tratados como basura”. Tres enfermeros de uno de los hospitales más prestigiosos del mundo, el Monte Sinaí, aparecen cubiertos con bolsas de basura como “protección” contra el Covid19
Confirmado.net / Redes sociales / @Herbert_keg
Tags : ChinaCOVID-19HERNERT KEGLI WENLIANGOCCIDENTE