Canciller ruso Lavrov tacha de inadmisible presentar quejas a China por el covid-19

Es inadmisible presentar reclamaciones a China por la propagación del nuevo coronavirus, declaró el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

“Eso de que China tendrá que pagarnos a todos, por la aparición de esta infección y por que alguien avisó presuntamente tarde, es pasarse de la raya”, dijo Lavrov a la prensa, subrayando que “es absolutamente inadmisible”.

El jefe de la diplomacia rusa destacó que “no se debe juzgar a los demás desde una percepción subjetiva”, y recordó que son los altos cargos de los países occidentales los que suelen hacer este tipo de declaraciones.

Lavrov expresó también que es especialmente lamentable escucharlas porque “nuestros amigos chinos, que superaron la cúspide de la epidemia en su país, (…) no se cierran y aspiran a ayudar a otros países de una u otra manera, compartir con ellos la experiencia adquirida en la lucha contra este mal en China”.

A finales de marzo, la agencia Bloomberg informó, citando a fuentes anónimas, que Pekín supuestamente ofreció datos subestimados sobre el número de contagios y muertes por el coronavirus.

También el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, acusó a China de poner en riesgo miles de vidas al ocultar información sobre la enfermedad, y el asesor de Seguridad de la Casa Blanca, Robert C. O’Brien, indicó que Washington no puede confirmar si los datos chinos sobre la propagación del virus son correctos.

Por su parte, el Ministerio de Exteriores chino calificó estas declaraciones de mentirosas y amorales.

El 29 de marzo, la Comisión Nacional de la Salud de China anunció que había logrado frenar la propagación de covid-19 en el país, que comenzó a fines de diciembre en la ciudad china de Wuhan.

Al contrario, Estados Unidos es actualmente el epicentro mundial de la pandemia del covid-19 con el mayor número de casos confirmados. Hasta la fecha se han registrado en EEUU unos 582.600 contagios y más de 23.000 muertes.

Confirmado.net / Sputnik