Selección ecuatoriana mantiene la fe intacta para el inicio de eliminatorias

15

Como ya todos han de saber, la rápida propagación del COVID-19 se ha encargado de suspender prácticamente todos los eventos deportivos de renombre del planeta, incluso los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, a pesar de la renuencia del COI en mantener la realización del evento para la fecha pautada.

Del mismo modo, los métodos de prevención para evitar frenar la curva de contagio del virus en latinoamérica incluyeron la suspensión de la primera y segunda fecha de eliminatorias a la Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022, partidos que iban a disputarse en el presente mes de marzo.

A su vez, CONMEBOL y UEFA acordaron la suspensión de la Copa América 2020 y la Euro 2020, con el fin de que los campeonatos ligueros más importantes del mundo puedan terminarse en los meses de junio, julio o agosto, dependiendo el alcance de la pandemia y la longitud de la pausa forzada.

Jordi Cruyff tendrá mucho más tiempo para adaptarse a su nuevo cargo

Durante los últimos meses, la selección ecuatoriana de fútbol vivió muchísimos momentos de incertidumbre, más allá de los malos resultados que se mostraron sobre el campo de juego, tanto en la selección absoluta como en la sub 20, la búsqueda del nuevo técnico del equipo parecía interminable.

El largo interinato de Jorge Célico, y extensos rumores de que el estratega argentino se quedaría en el cargo para el próximo proceso mundialista, además de la llegada a la palestra de nombres como Jurgen Klinsmann, hicieron notar que la federación no tenía muy claro sus intereses sobre quien debía ponerse al timón de la tricolor.

Finalmente, tras lo antes mencionado y todas las negativas noticias de fútbol de Ecuador, se llegó al acuerdo de que Jordi Cruyff se hará cargo de la selección ecuatoriana de fútbol por tres años, es decir, para el próximo proceso mundialista de Qatar 2022, significando la llegada de un nuevo técnico extranjero a la dirección técnica.

El técnico español, hijo del astro holandés e ícono del FC Barcelona, Johan Cruyff, desembarcó en el país tras haber renunciado a la dirección técnica del club chino Chongqing Lifan, buscando retos más competitivos.

Sin embargo, la intempestiva llegada del técnico extranjero lo dejaba con unos escasos dos meses para ponerse al mando del equipo y plantear los partidos frente a Argentina y Uruguay, los dos primeros y complicados escollos de Ecuador en el camino a Qatar, situación similar que está viviendo la selección de Venezuela con la tardía llegada del portugués José Peseiro.

Ahora, con esta pausa, Jordi Cruyff tendrá mucho más tiempo para estudiar el universo de jugadores del fútbol ecuatoriano e idear un camino para poder adaptar su plan de juego a las posibilidades de nuestro fútbol, sin tener la presión de la Copa América, además.

La selección, fuente de motivación en las adversidades

Lo que sí está claro es que, a pesar de todos los inconvenientes, existe suficiente material futbolístico y humano en el país como para ilusionarse y esperar el arranque de las eliminatorias.

Jugadores como Leonardo Campana, Gonzalo Plata y Jordan Rezabala llevaron a la selección sub 20 a la final del mundial de su categoría, por lo que se esperan grandes cosas de esta gran camada de jóvenes con mucho talento que ya han interesado a grandes clubes de Europa.

Actualmente, se están transmitiendo partidos de la selección que logró participar en el mundial de Alemania 2006 con el fin de levantar el ánimo de población en esta cuarentena que tan difícil se le está haciendo a tantos en el país.

Analizando todas las posibilidades, esta selección de Qatar 2022 tiene todas las credenciales para cumplir con las expectativas y convertirse en otro bastión motivacional para todos los ecuatorianos.

De momento, a quedarse en casa y esperar.

Confirmado.net

- Publicidad Bottom Ad -