Evo Morales culpa a EEUU por inhabilitación para participar en elecciones en Bolivia

El expresidente de Bolivia, Evo Morales (2006-2019), aseguró que la inhabilitación dictada en la víspera por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) de su país, que le impide ser candidato a senador en las próximas elecciones, obedece a una orden desde EEUU.

“No quieren que vuelva a Bolivia; es instrucción de EEUU”, afirmó el exmandatario este viernes durante una rueda de prensa desde Buenos Aires.

El TSE de Bolivia resolvió en la noche del jueves inhabilitar la candidatura del exmandatario para una banca de senador por el estado de Cochabamba (centro) en las elecciones nacionales que se realizarán el 3 de mayo.

“Esta inhabilitación es otro error jurídico, un atentado a la democracia, porque tienen miedo a la democracia”, consideró Morales, quien estuvo acompañado del exjuez de la Corte Suprema argentina, Raúl Zaffaroni, y del abogado Gustavo Ferreyra, que lo asisten como representantes legales.

Los miembros del tribunal “no están garantizando una elección limpia y transparente y se someten a la dictadura y a las políticas norteamericanas”, insistió el expresidente.

“Me obligan a no ser candidato en estas elecciones, yo acepté; aprobaron una ley ilegal e inconstitucional que me inhabilita como candidato a presidente, acepto; y ahora, me inhabilitan como candidato a senador”, resumió Morales.

VULNERACIONES

El derrocado presidente fue inhabilitado porque “carece de residencia inmediata en los dos años anteriores a su postulación”, dijo por su parte Ferreyra.

El abogado añadió que la inhabilitación contradice los postulados de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y de la Declaración Universal de los derechos humanos.

El propio Tribunal Constitucional atendió el reclamo de una candidatura opositora durante la gestión de Morales, en la que estableció que si bien el requisito de la residencia “es un principio general, se debe tener en cuenta que la persona por fuerzas legales o razones de fuerza mayor no esté en el país, de modo que no podría considerarse que la residencia hubiese sido objeto de un proceso de intermitencia”.

Ferreyra aconsejará a Morales, por lo tanto, a “acudir a todas las instancias nacionales e internacionales en procura de la defensa de sus derechos, y que presente los recursos dentro de Bolivia aun a sabiendas de que hay autoridades de facto y a sabiendas de sus lineamientos”.

Zaffaroni, Ferreyra y el juez español Baltasar Garzón, emitieron un comunicado en el que sostienen que “Evo Morales reúne todos los requisitos jurídicos para ser candidato a senador por el departamento de Cochabamba”.

El exmandatario, que tras el golpe de Estado de noviembre se vio forzado al exilio, primero en México y luego en Argentina en calidad de refugiado, fue inscrito por su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS) como candidato al Senado por el departamento de Cochabamba.

El MAS se ha declarado en emergencia en defensa de sus candidatos, al tiempo que el presidenciable Luis Arce denunció en Twitter que la democracia sufrirá “un golpe artero” si se consuma la inhabilitación.

Confirmado.net / Sputnik