Se evidencian numerosas contradicciones por el accionar del actual gobierno ecuatoriano en el caso de Julian Assange. Desde el espionaje en contra del activista, hasta las supuestas garantías británicas para evitar la extradición del periodista a un país donde hay pena de muerte; son entre otros, los temas que causan controversia a nivel internacional.

En entrevista concedida a Pichincha Universal, Carlos Poveda, abogado de Julian Assange, lamentó que mientras esas contradicciones se presentan a nivel inernacional, en el país nada se ha hecho en este caso.

«En España ya hay un proceso por el delito de espionaje al periodista mientras se encontraba como asilado en la embajada de Ecuador: Nos espiaron a los abogados, médicos, intentaron vender información, pero esto no les interesa y por eso no quieren investigar”, dijo.

Se espió a Julian Assange

Julian Assange fue espiado las 24 horas del día durante su estancia en la Embajada de Ecuador en Londres en la que permaneció refugiado durante los últimos siete años. Documentos, vídeos y audios a los que ha tenido acceso EL PAÍS muestran que la empresa de defensa y seguridad privada española Undercover Global S. L., encargada de proteger la legación diplomática en el Reino Unido entre 2012 y 2018, dedicó a sus hombres a captar toda la información posible del ciberactivista, en especial de sus abogados y colaboradores.

UC Global S. L. había sido contratada durante el gobierno de Rafael Correa por el Senain, servicio secreto de Ecuador, para dar el servicio de seguridad de la embajada. Pero David Morales, director y propietario de UC Global., según estos testimonios, ordenó el espionaje al australiano y creó servidores informáticos con control remoto donde se volcaba toda la información obtenida de forma ilegal y al que se tenía acceso desde EE UU.

Supuestas garantías británicas en extradición a Assange

El abogado Carlos Poveda, destacó que Ecuador cayó flagrantemente en la mentira, en el caso de Julian Assange, puesto que mientras el canciller de la República, José Valencia, aseguraba en octubre de 2018 que Gran Bretaña se comprometió a no extraditar al fundador de Wikileaks a un país que tenga en su sistema judicial la pena de muerte, hace pocos días Simon McDonald, subsecretario permanente del Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido, aclaró que nunca se hizo tal ofrecimiento.

«Cuando el Canciller aseguró aquello pedimos que nos muestren el documento (…) seguimos insistiendo dónde están las cartas. ¿Quién nos asegura que el funcionario diga la verdad?”, reiteró Poveda.

32 estados de los 50 de Estados Unidos aún permiten la pena de muerte

El Gobierno del Reino Unido confirmó su disposición a dar inicio al proceso de extradición a Estados Unidos del cofundador de Wikileaks, Julian Assange, de 47 años, quien se encuentra en la actualidad en la prisión londinense de Belmarsh.

El 24 de febrero los jueces británicos deberán tomar una decisión sobre la posible extradición de Julian Assange a estados Unidos. El abogado Poveda espera que los jueves británicos tengan la sensibilidad para establecer que es un delito político y que por tanto no procede con la extradición; tomando en cuenta que el Relator de Tortura de Naciones Unidas reconoció que  nunca había visto que tres grandes Estados estén persiguiendo a una persona.

Confirmado.net / Pichincha Universal / El País

Tags : CARLOS POVEDAEcuadorEEUUESPIONAJEJulian AssangePICHINCHA UNIVERSAL