Polémica a bordo de un vuelo de Lufthansa que se dirigía a China. Un pasajero de nacionalidad china había empezado a toser fuertemente cuando el avión ya había despegado. Además, tras ser consultado, él afirmó que había estado en Wuhan hace dos semanas, la misma ciudad que actualmente se encuentra cerrada debido al brote del coronavirus.

Hubo bastante revuelo en la cabina. El capitán, sin embargo, se mantuvo calmado y simplemente siguió volando hasta llegar a su destino. Tras el aterrizaje, la tripulación y los demás pasajeros de las filas de asientos cercanas al sospechoso fueron inmediatamente revisados por el personal médico. Un par de horas más tarde llegó el alivio: la sospecha de una infección por coronavirus se desestimó.

Entre la concienciación y la sobrerreacción

La rápida propagación del virus, considerado potencialmente mortal, ha hecho que la gente en todo el mundo se sienta insegura. Sin embargo, gracias a que el tema ha recibido amplia cobertura mediática, hay mayor conciencia del peligro. No obstante, la línea entre la concienciación y la sobrerreacción no ha sido muy clara: cuando los asiáticos tosen, a menudo son mirados con sospecha, como si fueran sin excepción portadores del nuevo coronavirus 2019-nCov. En Fráncfort, Alemania, un asiático fue incluso atacado por esta razón.

Información de Deutsche Welle – lea más

Confirmado.net

Tags : ChinaCORONAVIRUSDW