Médicos “chimbos” (O) Pablo Izquierdo Pinos

No fue la Secretaría Anticorrupción sino la Sociedad de Cirugía Plástica y el Colegio Médico del Guayas los que hace dos años denunciaron a seis falsos especialistas ecuatorianos con títulos de cirujanos plásticos otorgados supuestamente por la Universidad de Ciencias Médicas de la Habana. Acusados de graves delitos y con millones de dólares en sus cuentas, son la punta de un ovillo de corrupción, asociación ilícita y contubernio institucional. Eficientes, tardaron dos años en inhabilitarlos.

El Senescyt reconoce, homologa y convalida de manera directa títulos de 1635 universidades del mundo. El MSP ingresa los datos a la Agencia de Calidad en Salud. Nadie pregunta nada. Peor un examen de suficiencia. Sin conocer nuestra diversidad, las enfermedades prevalentes, los perfiles epidemiológicos -cuestiones que exigen a nuestros médicos-, los “doctores” foráneos se aventuran “rapidito” a ejercer de multi especialistas sin ningún control, seguimiento o evaluación. Este trámite que en otros países tardan años, aquí máximo siete días.

La Contraloría –consumados los hechos- inició recién un examen especial “aleatorio” (al azar) de los títulos extranjeros. Sugerencia, miren las redes sociales: un anestesiólogo foráneo que a su vez era pediatra y cuya esposa era fisiatra y médica integral comunitaria, ejercían como especialistas en hospitales públicos de Quito. Migraron al “imperio” y se muestran ahora en el “face”, el uno como auxiliar enfermero y la señora como mesera. No serán todos, pero ¿raro no?

En Bolivia de 702 médicos extranjeros del programa “Brigadas médicas” apenas 202 tenían título. En Brasil la policía federal descubrió un esquema de fraude en la expedición de títulos falsos de médicos que participaron en el programa “Más Médicos”. En Argentina, Perú, Chile y Colombia hay prohibición de convalidar los títulos de Médicos Integrales Comunitarios o “express” y ni siquiera las sociedades médicas de Venezuela los reconoce.

El Estado, con sus organismos de control debe velar por los derechos de los médicos y sobre todo la protección y seguridad de los pacientes. La fiscalía debe investigar una posible asociación ilícita. Y ojalá en el futuro no tengamos leyes tan laxas, superficiales y generosas que permiten que cualquiera ejerza esta noble profesión. (O) pabloizquierdo7@gmail.com


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Confirmado.net

- Publicidad Bottom Ad -