Diez razones por las que China está mejor preparada hoy para luchar contra un virus que en tiempos del SARS

10

Las autoridades chinas trabajan contra reloj y sin escatimar esfuerzos para contener la propagación de un brote de neumonía surgido en la ciudad de Wuhan, en el centro del país, a partir del contagio con el nuevo coronavirus 2019-nCoV.

El país asiático todavía tiene frescas en la memoria las consecuencias de la epidemia en 2003 del síndrome respiratorio agudo grave (SARS, por sus siglas en inglés). Sin embargo, las condiciones y capacidades de China son muy distintas hoy que hace 17 años, cuando el SARS provocó la muerte de varios cientos de personas.

Las siguientes son 10 razones que lo demuestran:

1–Capital humano
Durante los últimos años, China ha estado enfocada en la formación de capital humano de primer nivel mundial en las ciencias de vanguardia, incluida la medicina y la seguridad biológica. El país asiático cuenta hoy con profesionales más experimentados y mejor formados que en 2003.
Los jóvenes expertos tienen, además, la asesoría de veteranos como el conocido héroe del SARS, Zhong Nanshan, quien a sus 84 años dirige el panel de expertos de la Comisión Nacional de Salud (CNS) que lleva a cabo las investigaciones sobre el nuevo coronavirus.
Zhong adquirió fama nacional y mundial al desempeñar un papel clave en aislar e identificar el causante del SARS en 2003, cuando estaba a cargo del manejo de la epidemia en la provincia de Guangdong.

2–Capacidad de detección
A diferencia del SARS, cuyo causante fue un misterio durante meses para los científicos, el nuevo coronavirus fue identificado rápidamente.
“Sólo me tomó dos semanas identificar el nuevo coronavirus”, declaró a la prensa Zhong, quien se mostró confiado de que el sistema integral de monitoreo y cuarentena de China evitará que el país sufra un impacto social y económico tan serio como hace 17 años.

3–Capacidad de diagnóstico
Luego de que se registrara el brote, instituciones de investigación científica del país asiático desarrollaron rápidamente las pruebas reactivas para agilizar la confirmación de la enfermedad, lo cual hace mucho más sencillo y rápido el proceso para aislar los casos y disminuye las posibilidades de contagio.

4–Protocolos de actuación
Las autoridades chinas no han mostrado dudas a la hora de tomar medidas sin precedentes para evitar la propagación del nuevo coronavirus y establecieron el jueves el aislamiento de Wuhan, una megaciudad con más de 10 millones de habitantes.
Desde las 10:00 horas del jueves por la mañana, está suspendido todo el transporte público, incluidos los autobuses urbanos, el metro, los transbordadores y los autobuses de larga distancia de la urbe. Asimismo, los canales de salida en los aeropuertos y estaciones de ferrocarril también se cerraron hasta nuevo aviso.
La Comisión Nacional de Salud indicó que tomará medidas de prevención y control de categoría A para combatir el brote. La categoría A es la más severa de las incluidas en la Ley de Prevención y Tratamiento de Enfermedades Contagiosas de China.

5–Información oportuna
Desde el surgimiento del brote, se ha mantenido informada a la población y la comunidad internacional sobre su evolución, los casos confirmados y la cifra de muertos. Disponer de dichos datos de forma oportuna sirve para tener una correcta dimensión de la problemática.

6–Coordinación internacional
La coordinación internacional resulta un aspecto esencial en situaciones de este tipo. Un grupo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) visitó el lunes y el martes la ciudad de Wuhan para inspeccionar el trabajo relacionado con la epidemia de neumonía.
La OMS expresó su agradecimiento a China por reportar voluntariamente la información sobre la enfermedad y compartir la secuencia del genoma del virus, así como por su disposición para dar a conocer con total transparencia los planes futuros de prevención, control y tratamiento, reveló la CNS.

7–Atención integral de salud
Como parte de los planes para lograr una sociedad modestamente acomodada en todos los aspectos, la construcción de un sistema de atención de salud tiene un papel protagónico. El máximo órgano legislativo de China adoptó recientemente una ley sobre la promoción de la atención médica y de salud básicas, la primera de su tipo en el país asiático.
El número de instituciones médicas y de salud de China, incluidos los hospitales e instituciones de primer nivel, así como de salud pública para propósitos específicos, alcanzó los 997.434 a finales de 2018, 10.785 más que un año antes, según cifras oficiales.

8–La medicina tradicional china
Los conocimientos tradicionales de la cultura milenaria china también se han puesto al servicio del combate contra la enfermedad. La Administración Nacional de Medicina Tradicional China estableció un grupo de trabajo para organizar los hospitales de este tipo a todos los niveles y de todas las categorías, con el fin de coordinar el control y la prevención de la enfermedad.
Asimismo, la administración llamó a los expertos en medicina tradicional china a participar en el tratamiento, especialmente de pacientes en condiciones críticas, así como a llevar a cabo investigaciones sobre el coronavirus.

9–Infraestructura
Desde la epidemia de SARS, China ha construido importantes infraestructuras de primer nivel mundial para el manejo de enfermedades.
La propia ciudad de Wuhan, origen del brote, inauguró en 2015 el primer laboratorio de seguridad biológica de alto nivel del país, el cual está equipado para estudiar patógenos de clase cuatro (P4), los virus más virulentos que plantean un alto riesgo de infecciones de persona a persona. La obra fue calificada entonces por el máximo centro de estudios científico del país de “crucial” en la lucha contra epidemias como la del SARS.

10–Conciencia social
El comportamiento de la población puede marcar la diferencia a la hora de combatir una epidemia. Los reportes de prensa y las imágenes que se publican en las redes sociales muestran que los chinos han acatado el llamado de las autoridades de extremar las medidas de precaución y control, incluido el uso de mascarillas.

Asimismo, se mantiene el orden social para permitir la actuación de las autoridades de salud y prevalece la confianza de que el país está en mejores condiciones para hacer frente a situaciones de este tipo.

Confirmad..net / AGENCIA XINHUA

- Publicidad Bottom Ad -