MUNDOTitulares

Celso Amorim, excanciller brasileño, a proposito de la salida de Brasil de la CELAC: “La política de Bolsonaro es una sumisión total a la política de Trump”

NODAL entrevistó a Celso Amorim, excanciller durante el gobierno de Lula da Silva

El 8 de enero de 2020 se celebró la reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) en México de la que no participó Brasil. Para comprender la ausencia del gobierno de Jair Bolsonaro, la importancia de la CELAC y los organismos multilaterales de la región, NODAL entrevistó a Celso Amorim, excanciller durante el gobierno de Lula da Silva.

El 8 de enero de 2020 se celebró la reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) en México de la que no participó Brasil. Para comprender la ausencia del gobierno de Jair Bolsonaro, la importancia de la CELAC y los organismos multilaterales de la región, NODAL entrevistó a Celso Amorim, excanciller durante el gobierno de Lula da Silva. 

El canciller Araujo anunció que Brasil dejará de participar de la CELAC. ¿Cómo analiza esta decisión del gobierno de Jair Bolsonaro?

En uno de sus primeros pronunciamientos sobre política exterior Bolsonaro ha dicho que su misión era destruir todo. Creo que eso se está dando de manera sistemática. Primero fue la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), ahora CELAC. También pasó lo mismo con otros asuntos multilaterales, como con la votación sobre el embargo a Cuba, que no es sólo una votación sobre Cuba sino sobre el derecho internacional. El gobierno de Bolsonaro con la ayuda del canciller Araujo está destruyendo un patrimonio que ha sido creado no solamente en los gobiernos de Lula y Dilma, sino también en los últimos 30 o 40 años; por lo menos desde el inicio de la democracia, incluso un poco antes, porque en Brasil pasó esa situación distinta que ya en el gobierno militar se empezaron a dar pasos positivos, sobre todo en términos de política exterior.

Diría también que hay un elemento de sumisión total no solamente a EEUU pero a Trump, porque hay actitudes muy distintas de varios gobernantes norteamericanos. Por ejemplo, Obama pidió un encuentro con UNASUR en la Cumbre de las Américas en 2009, porque era lo suficientemente inteligente para percibir que en un diálogo con UNASUR implicaba con Venezuela de Chávez, con Bolivia de Evo Morales, sin aparentar que lo estaba haciendo para los círculos más conservadores.

En el caso específico de la política de Bolsonaro es una sumisión total a la política de Trump, a una política que es xenófoba, que tiene connotaciones ideológicas muy fuertes, en la cual “América First” predomina de una manera muy radical que deja de lado todas las otras consideraciones, sobre todo el respeto al multilateralismo, como se vio ahora con relación a Irán. Creo que a EEUU de Trump le molesta la CELAC, no solamente porque es la única organización de toda la región en donde no están EEUU ni Canadá, sino también porque su programa incluye diálogo con China, Rusia y otros países de distintas visiones. Pero eso no le interesa a Trump, a él le interesan solo las lealtades absolutas y es eso lo que Bolsonaro y Araujo quieren demostrar.

Información de agencia NODAL

Confirmado.net

Etiquetas : BOLSONAROBRASILCELACCELSO AMORIN
A %d blogueros les gusta esto: