El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el viceprimer ministro chino Liu He, quien también es miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de China y jefe de la parte china del diálogo económico integral China-Estados Unidos, firman el acuerdo económico y comercial de primera fase China-EEUU, durante una ceremonia celebrada en la Sala Este de la Casa Blanca, en Washington D.C., Estados Unidos, el 15 de enero de 2020. (Xinhua/Liu Jie)

Estados Unidos y China firmaron este miércoles la primera parte del acuerdo comercial bilateral en una ceremonia en la Casa Blanca.

El acuerdo de 86 páginas, conocido como «Fase Uno», fue firmado por el presidente estadounidense Donald Trump y el viceprimer ministro chino Liu He ante 200 invitados.

Ambos acordaron proteger las patentes, particularmente en productos farmacéuticos, y prohibir los productos falsificados y la apropiación indebida de secretos comerciales, según el texto.

«China permitirá a los solicitantes de patentes farmacéuticas confiar en datos complementarios para satisfacer los requisitos relevantes de patentabilidad, incluida la suficiencia de divulgación y la actividad inventiva, durante los procedimientos de examen de patentes, los procedimientos de revisión de patentes y los procedimientos judiciales», establece el acuerdo.

También están incluidas pautas sobre la resolución temprana de disputas de patentes y la extensión efectiva del plazo de patentes, entre otros.

Pekín y Washington también resolvieron fortalecer su cooperación y coordinación en la lucha contra la piratería, incluida la falsificación en las plataformas de comercio electrónico.

Sobre la protección de los secretos comerciales, Estados Unidos dijo que China tratará el uso «urgente» o el intento de uso, de información comercial confidencial y proporcionará a sus autoridades judiciales el madnato para ordenar una orden judicial preliminar basada en hechos y circunstancias del caso.

Washington se comprometió a hacer lo mismo con China.

El acuerdo suspendió la guerra comercial entre las dos economías más grandes del mundo y se espera que sea seguido por conversaciones adicionales para resolver diferencias restantes.

Además, China se comprometió en no practicar la manipulación cambiaria con el propósito de obtener ventajas comerciales sobre EEUU, según el acuerdo.

«Las partes se abstendrán de devaluaciones competitivas y no actuar sobre el tipo de cambio con fines competitivos, incluyendo a través de intervenciones a gran escala, persistentes y unilaterales en el mercado de cambios», dice el texto.

Ambos países intercambiarán información y se consultarán sobre los mercados cambiarios extranjeros, actividades y políticas, entre otros.

La Fase 1 del acuerdo comercial supone que China comprará anualmente hasta 50.000 millones en productos agrícolas estadounidenses y un total de 200.000 millones en bienes estadounidenses durante los próximos dos años, a cambio de levantar los aranceles impuestos a productos del país asiático.

Confirmado.net / Sputnik

Etiquetas : ChinaEEUUFASE 1SPUTNIK
A %d blogueros les gusta esto: