MUNDOTitulares

Irán envía carta a Naciones Unidas deplorando asesinato de Soleimani

Majid Takht Ravanchi, Embajador, Representante Permanente de la República Islámica de Irán ante Naciones Unidas

Majid Takht Ravanchi, Embajador, Representante Permanente de la República Islámica de Irán ante Naciones Unidas, envió una carta al Secretario general de NNUU, Antonio Guterres, en el contexto del asesinato del General Qasem Soleimani, Comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica, por manos de EEUU.

En el nombre de Dios, el más Compasivo, el más Misericordioso.

Excelencia, Le escribo sobre el ataque terrorista de las fuerzas armadas de los Estados Unidos de América que condujo al horrible asesinato del Mayor General Qasem Soleimani, el Comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica, una rama oficial de la Fuerzas Armadas de la República Islámica de Irán, y sus compañeros el 3 de enero de 2020 en el Aeropuerto Internacional de Bagdad.

En los últimos años y de conformidad con las obligaciones de la República Islámica de Irán en virtud del derecho internacional y las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad sobre la lucha contra el terrorismo internacional, el mayor general Qasem Soleimani ha desempeñado un papel importante en ayudar a los pueblos y gobiernos de algunos países regionales, a petición suya, para combatir y derrotar a los grupos terroristas más peligrosos, como Daesh, y otros grupos y entidades terroristas designados por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Esto fue ampliamente y repetidamente reconocido por los funcionarios de los países interesados.

Realizado «bajo la dirección del Presidente» de los Estados Unidos, el asesinato del mayor general Qasem Soleimani, por cualquier medida, es un ejemplo obvio de terrorismo de Estado y, como acto criminal, constituye una violación grave de los principios fundamentales de la ley internacional, incluidos, en particular, los estipulados en la Carta de las Naciones Unidas y, por lo tanto, conlleva la responsabilidad internacional de los Estados Unidos.

En todo caso, este acto ilegal pero aventurero invalida claramente la afirmación de los Estados Unidos de que está luchando contra el terrorismo. Es, de hecho, luchar contra quienes luchan contra los terroristas. Dicha política hipócrita, que también va en contra de las obligaciones internacionales de los Estados Unidos para combatir el terrorismo internacional, incluidas las derivadas de las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad, socava gravemente los esfuerzos regionales y mundiales para combatir el terrorismo internacional.

La designación, por un Estado, de una rama oficial de las fuerzas armadas de otro (s) Estado (s) como la llamada «Organización Terrorista Extranjera» constituye una violación de los principios generalmente reconocidos del derecho internacional y de la Carta de las Naciones Unidas, incluyendo El principio de igualdad soberana de los Estados, y no puede, bajo ninguna circunstancia, justificar cualquier amenaza o uso de la fuerza contra ellos, incluso en el territorio de otros Estados.

Rechazando categóricamente todo razonamiento y referencias hechas por los funcionarios de los Estados Unidos para justificar el asesinato criminal del Mártir Mayor General Qasem Soleimani, y condenando este crimen atroz en los términos más enérgicos posibles, la República Islámica de Irán se reserva todos sus derechos bajo el derecho internacional tomar las medidas necesarias a este respecto, en particular en el ejercicio de su derecho inherente a la legítima defensa.

Este movimiento extremadamente provocativo tenía como objetivo escalar las tensiones a un nivel incontrolable en una región que ya enfrenta numerosos desafíos, y es evidente que Estados Unidos tendrá toda la responsabilidad por todas las consecuencias.

Al mismo tiempo, corresponde al Consejo de Seguridad cumplir con sus responsabilidades y condenar este acto criminal ilegal, teniendo en cuenta las graves implicaciones de tal aventura militar y las provocaciones peligrosas de los Estados Unidos en la paz y la seguridad internacionales.

Finalmente, debo enfatizar que las fuerzas armadas iraníes, especialmente la Fuerza Quds del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica, que siempre han estado a la vanguardia de la lucha contra el terrorismo y el extremismo en la región, están determinadas, de acuerdo con los derechos y las obligaciones de la República Islámica de Irán según el derecho internacional, de continuar vigorosamente el camino del Mártir Mayor General Qasem Soleimani en la lucha contra los grupos terroristas en la región hasta que sean desarraigados por completo.

Le agradecería que hiciera circular la presente carta como documento del Consejo de Seguridad.

Por favor, acepte, Excelencia, las garantías de mi más alta consideración.

Majid Takht Ravanchi

Embajador, Representante Permanente

Excmo. Sr. Antonio Guterres

Secretario general

Naciones Unidas, Nueva York

Excmo.  Sr. Dang Dinh Quy

Presidente del Consejo de seguridad

Naciones Unidas, Nueva York

Confirmado.net

Etiquetas : EEUUIránNACIONES UNIDASSOLEIMANI
A %d blogueros les gusta esto: