Rafael Correa Delgado, lideró la Revolución Ciudadana en Ecuador durante 10 años (2007-2017), siendo el mandatario mejor evaluado en los últimos 40 años desde el retorno a la democracia en el país, de acuerdo a Cedatos.

Antes de terminar su mandato en el 2017, Correa reiteró que se retira de la política, tras 10 años de gestión. Dijo que espera que ese retiro «sea por lo menos de algunos años», aunque aseguró que no le gusta hablar de cosas definitivas. «En procesos de cambio como el ecuatoriano todos debemos ser necesarios, nadie debe ser imprescindible», apuntó.

«Sí, me voy a retirar de la política, ojalá sea definitivamente», manifestó el mandatario ante preguntas que le formularon en una charla magistral sobre economía en la Universidad Complutense de Madrid.

Correa no descarta volver a la arena política

3 años después de ese anuncio, las cosas cambiaron radicalmente en el país. La traición del actual gobernante, la persecución judicial sin parangón en la historia nacional, la adopción de políticas neoliberales contrarias al plan de gobierno que ganó el proceso electoral en 2017, son entre otras, las razones que tiene Correa para volver a la política.

En su cuenta de tuiter Correa insitió que su deseo era retirarse de a política y dedicarse a la Academia, sin embargo no le dejaron.

«Después de 10 años felices pero intensos, quería separarme de la política y dedicarme a la Academia. No me dejaron, y tampoco puedo permitir la destrucción de la Patria.
Ellos lo saben. Por eso inventaron caso “Sobornos”, para impedir mi participación»

Agregó que la tradicional clase política ecuatoriana, el actual gobierno, tienen terror y miedo por su posible candidatura, por ello usaron todos los mecanismos – incluso inconstitucionales – para inhabilitarle.

«El terror a mi candidatura presidencial era la mejor manera de evitar tanto abuso y destrucción
Inhabilitarme inconstitucionalmente fue la patente de corso para que esta gente haga lo que le da la gana. Nunca olviden culpables, que ahora quieren ir a OEA»

Dos constitucionalistas, consultados por Diario El Comercio, aseguran que dadas las condiciones actuales, Rafael Correa podría presentarse como candidato a cualquier dignidad pública, excepto la de Presidente de la República, en los comicios del 2021. Hay condiciones para este razonamiento jurídico.

Tras la Consulta Popular de febrero del 2018, por mandato popular se decidió que nadie puede reelegirse más de dos veces en un mismo cargo, de ahí que Correa tenga vía libre en cualquier dignidad, desde vicepresidente hasta concejal. Por otra parte, a pesar de estar procesado en el caso Sobornos, al no tener una sentencia ejecutoriada, puede acceder a la candidatura que elija.

Confirmado.net / Redes sociales / El Comercio / Europa Press

Etiquetas : 10 AÑOS DE LA REVOLUCIÓN CIUDADANAEcuadorRAFAEL CORREA
A %d blogueros les gusta esto: