Diego Maradona junto al presidente Alberto Fernández / Cortesía @ Casa Rosada

El presidente argentino Alberto Fernández recibió el jueves al exfutbolista y ahora entrenador Diego Armando Maradona en la Casa de Gobierno en una visita que también incluyó una salida al mítico balcón presidencial, ya conocido por el excapitán de la selección tras los mundiales de 1986 y 1990.

«Hoy tuve el privilegio de ser recibido por el presidente de la nación, Alberto Fernández, en la Casa Rosada; algunos están inquietos y en desacuerdo con mi visita, pero no se preocupen muchachos, no le pedí nada para mí; hablé en nombre de los más necesitados, para que en este momento tan complicado todos podamos comer y trabajar», publicó Maradona en su cuenta oficial de Instagram.

Maradona había hecho pública su preferencia por la fórmula Alberto Fernández – Cristina Fernández de Kirchner de cara a las elecciones presidenciales del 27 de octubre pasado, y celebró el resultado con otra publicación que saludaba al nuevo Gobierno electo: «Bienvenidos Cristina Fernández y Alberto Fernández, los estábamos esperando. VAMOS ARGENTINA!!!»

La reunión de este jueves fue concertada por el abogado del entrenador de Gimnasia y Esgrima –club del cual es aficionada la vicepresidenta- y algunos colaboradores del mandatario argentino y se hizo para que Maradona acercara una propuesta que contempla la creación de potreros y comedores para los niños y niñas de Argentina.

El encuentro tuvo regalos de camisetas para el presidente y las fotos de rigor entre Maradona, Fernández, y los abogados del exfutbolista, Matías Morla y Víctor Stinfale, este último uno de los procesados en la causa por el encubrimiento del atentado de la AMIA, ocurrido en 1994.

Luego, el ídolo de los argentinos salió al balcón de la Casa Rosada tras casi dos décadas –la última había sido junto al entonces presidente Carlos Menem (1989-1999) tras perder la final del Mundial Italia 90 ante Alemania- y saludó a los transeúntes ocasionales de la Plaza de Mayo con una réplica de la Copa del Mundo.

«¡Volvimos!, ¡Macri nunca más!, ¡Macri que se vaya a vivir a Tailandia!», gritó Maradona a las personas que pasaban por Plaza de Mayo, desde el «balcón de Perón», tal como le llaman muchos argentinos a ese lugar de la Casa Rosada.

Maradona fue uno de los primeros que enfrentó al ahora expresidente Mauricio Macri (2015-2019) cuando éste aún era presidente del club Boca Juniors, del cual Maradona es hincha e ídolo, en 1996, en una disputa por premios que debían cobrar los futbolistas.

La inclinación peronista de Maradona hizo que la relación se tensara aún más cuando Macri asumió como presidente y la estrella futbolística le dedicara toda clase de improperios a su figura durante los cuatro años de mandato.

Confirmado.net / Sputnik

Etiquetas : Alberto FernándezArgentinaCASA ROSADADIEGO ARMANDO MARADONASPUTNIK
A %d blogueros les gusta esto: