Colectivo de Ecuador insiste en consulta popular sobre bloque petrolero amazónico

5

El colectivo ciudadano YasUnidos instó a las autoridades electorales de Ecuador y a la Corte Constitucional, en una entrevista con Sputnik, a permitir que los habitantes se pronuncien en las urnas sobre si quieren actividad petrolera en el bloque Ishpingo-Tambococha-Tiputini (ITT), ubicado en la Amazonía, en el corazón del parque nacional Yasuní, considerado uno de los lugares más biodiversos del mundo.

“El Yasuní tiene gran importancia a nivel global por ser el lugar más biodiverso del mundo y además porque en el bloque ITT, en el campo Ishpingo, viven pueblos en aislamiento voluntario, cuya supervivencia está amenazada. Los ecuatorianos debemos decidir si queremos o no que se explote el bloque; la ley nos asiste, esperamos que el Consejo Electoral actúe en derecho”, dijo a esta agencia Pedro Bermeo, vocero del Colectivo YasUnidos.

En el parque Nacional Yasuní, ubicado en el corazón del bosque húmedo tropical amazónico, en las provincias de Orellana (noreste) y Pastaza (este), habitan los tagaeri y taromenane, pueblos indígenas en aislamiento voluntario, no contactados por la civilización occidental.

El desarrollo del bloque ITT comenzó con el gobierno del expresidente Rafael Correa (2007-2017); al momento los campos Tambococha y Tiputini producen alrededor de 75.000 barriles diarios de petróleo.

El gobierno de Lenín Moreno planea ingresar a Ishpingo en 2020.

Bermeo dice que entrar a Ishpingo sería un genocidio para los pueblos no contactados.

Adicionalmente, Bermeo considera que parar la explotación en el bloque ITT contribuirá con las acciones que en todo el mundo buscan frenar el calentamiento global.

“La crisis climática es cada vez más grave; científicos alrededor del mundo nos dicen que nos quedan 10 años en esta ventana de oportunidades para remediar el impacto y no subir 2 grados centígrados de calentamiento global; la única forma de lograr este objetivo es dejando al menos dos tercios de los hidrocarburos bajo tierra. ITT puede ser el gran ejemplo para dejar el petróleo bajo tierra”, destaca Bermeo.

En mayo de 2014, el pleno del Consejo Nacional Electoral de Ecuador (CNE) invalidó más del 50 por ciento de las firmas que presentó YasUnidos para realizar una consulta popular preguntando a los ecuatorianos si querían dejar el petróleo del ITT bajo tierra. El organismo electoral rechazó su pedido, en un proceso que fue cuestionado por los miembros del colectivo, que han asegurado que hubo fraude para evitar que se realice la consulta y dar paso a la explotación del bloque.

Desde el 2014, YasUnidos ha venido luchando para conseguir la consulta, hasta que obtuvo un pronunciamiento favorable del Consejo de Participación Ciudadana, que en marzo pasado tras determinarse la validez de las firmas, dijo que en 2014 se violaron los derechos del colectivo y ordenó la reparación de esos derechos; sin embargo, en noviembre pasado, el CNE volvió a bloquear la consulta aduciendo que quien la pidió, Julio César Trujillo, abogado del colectivo, falleció.

“Pedimos que las autoridades actúen en derecho y hagan respetar uno de los principios básicos de la Democracia: las iniciativas de consulta popular provenientes de la ciudadanía, que es el verdadero soberano dentro de un Estado. No estamos diciendo que no se explote; estamos pidiendo que los ecuatorianos decidan”, dijo a Sputnik Francisco Bustamante, actual abogado del colectivo.

YasUnidos ha presentado una serie de recursos legales así como quejas contra la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Diana Atamaint, dos vocales y la asesora jurídica del organismo.

“Esperamos respuestas en los próximos días, hasta antes de fin de año”, dijo Bermeo.

Recientemente, el ministro de Energía José Augusto, dijo que buscará un pacto social energético para explotar los recursos naturales del país de manera sustentable, y puso como ejemplo el campo Ishpingo, del cual dijo que con 9 plataformas podría dar 30.000 millones de dólares, pero solo tiene aprobadas dos.

Según datos del Proyecto de Monitoreo de la Amazonía Andina (MAAP por su sigla en inglés), de la organización Amazon Conservation, la construcción de nuevas plataformas en el bloque ya ha causado la deforestación de 655 hectáreas del parque, superando las 300 establecidas en un referendo público de 2018.

Confirmado.net / Sputnik

- Publicidad Bottom Ad -