CHINATitulares

Políticas de apoyo de Xinjiang benefician a pobres con creación de empleo

Dos lugareños interpretan una melodía con instrumentos tradicionales en la ciudad de Kashgar de la región autónoma uygur de Xinjiang, en el noroeste de China

Para Mametabula Tursun, un aldeano del distrito de Jiashi, en la región autónoma uygur de Xinjiang, en el noroeste de China, el trabajo no solo ha cambiado su vida sino la de su familia.

Viviendo en un pueblo pobre del distrito, Tursun, de 27 años, estaba bajo una gran presión para alimentar a su familia de siete miembros, cuyos ingresos dependían de la agricultura.

«Como hijo mayor de la familia, sentí una gran presión por cuidar a mis padres y a mi hija de tres años», recuerda.

Gracias a las políticas para combatir la pobreza implementadas en Xinjiang, Tursun fue empleado como trabajador en la empresa de perforación petrolera Karamay, en el oeste de Xinjiang, en marzo de 2018.

«Hay aire acondicionado y calentadores en nuestros dormitorios provistos por la compañía. La firma también brinda servicios de cocina, limpieza de dormitorios y lavado de ropa», detalla.

En 2018, Xinjiang inició un plan de tres años para combatir la pobreza en las cuatro regiones del sur de Xinjiang: Aksu, Kashgar, Hotan y la prefectura autónoma Kirgiz de Kizilsu.

Gracias a la serie de programas de creación de empleo, los residentes pobres de estas áreas pueden encontrar trabajo en los parques industriales cercanos y las «fábricas de satélites» o migrar a las ciudades más grandes dentro o fuera de Xinjiang, según el departamento regional de recursos humanos y seguridad social. El Gobierno y las empresas locales también han ofrecido cursos de capacitación en habilidades básicas para los solicitantes de empleo.

Con su salario, Tursun no solo pagó los préstamos de su familia, también les compró una vaca y una motocicleta eléctrica a comienzos de este año. «Mi familia está muy feliz e incluso mis vecinos están celosos de mi trabajo», se enorgullece.

Según las autoridades locales, Xinjiang ha creado más de 100.000 empleos en áreas industriales para los ciudadanos pobres en los últimos dos años.

«Gracias a esas políticas proporcionadas por el Gobierno, aprendí a crear valor con mis propias manos», afirma Ayijiamal Kader, residente en el distrito de Yecheng, al suroeste de Xinjiang. «No solo puedo ganar dinero para mantenerme, sino también sacar a mi familia de la pobreza», añade.

Confirmado.net / Agencia XINHUA

Etiquetas : ChinaXINHUAXinjiang
A %d blogueros les gusta esto: