Esta Ley protege al gran capital económico y financiera, y estimula la concentración y acumulación de riqueza y patrimonio. Tal es así, que las microempresas pagarán 2% sobre el ingreso bruto, mientras las grandes exportadoras de banano solo el 1%, al igual que las que obtienen más de 5 millones de ingresos, pagarán 1,8%, tasa inferior a lo que pagarán las microempresas. De la misma forma, el gran capital tendrá reducciones al pago de dividendos y utilidades, y a la compra de muchos productos como aviones, yates, tricares, etc. En sí, el gobierno sigue proponiendo políticas económicas encaminadas a beneficiar a quien le mantiene en el poder, el gran capital económico y financiero.

Con fecha 21 de noviembre de 2019, el gobierno envía la propuesta de Ley denominada “Ley orgánica de simplicidad y progresividad tributaria” y busca “la simplificación de trámites, optimización del gasto tributario e incentivos al microemprendimiento…”…”que permita impulsar la equidad social y territorial, promover la concertación nacional y alcanzar mayores niveles de bienestar social”…”Solucionar las dificultades de pago, preservar y proteger el patrimonio individual y familiar, ampliar las posibilidades de financiamiento, reactivar la economía y mejorar las condiciones de vida de la población. Y por otra parte, generar un incentivo que facilite la recaudación de obligaciones pendientes mediante la liberación de cargas administrativas”. ¿En serio, tanta maravilla?

Citan el objetivo 2 del Plan Nacional de Desarrollo “Economía al Servicio de la Sociedad” en la cual se indica que se debe alcanzar una balanza de pagos superavitaria, y por esa razón hay que estimular al exportador. ¿Por qué no se estimula al pequeño productor nacional, vía reducción de tasas de interés bajas, para sustituir importaciones y con ello mejorar balanza de pagos? ¿Por qué no se vuelve a las salvaguardias para proteger el producto nacional, empleo, y el mercado interno como mecanismo eficiente de una balanza de pagos superavitaria? ¿Por qué se sigue direccionando medidas a beneficiar al gran capital, que es el gran exportador e importador?

El Artículo 1 y 2 de esta ley refiere a las deudas de los becarios ecuatorianos, y la remisión de interés de mora, multas y gastos administrativos pendientes de pago, y el incumplimiento de pago de 6 cuotas consecutivas dejará insubsistente la remisión establecida por ley.

Este Gobierno no entiende que los becarios en este proceso, no tienen de donde pagar, y lo que requieren es un empleo. ¿Por qué no incorporar a todos estos becarios al sistema de universidades públicas (a quienes gusten de la docencia), o incorporar a puestos de rango medio o dirección en las diversas instituciones públicas, tanto de gobierno central como de gobiernos locales, para que todos sus conocimientos sean aprovechados? Claro, esto ni lo piensan porque eso generaría mayor gasto público, para la visión económica miope de este gobierno.

El artículo 3 y 4 de esta ley, refiere la remisión de interés de mora, multas y gastos administrativos pendientes de pago, tanto para los beneficiarios del bono de vivienda y del crédito a productores agrícola, pecuario y pesquero. Estas medidas suenan buenas, pero no solucionan los verdaderos problemas de vivienda y del sector agrícola, pecuario y pesquero. Los beneficiarios del bono de vivienda del terremoto del 2016, deberían acceder a vivienda gratuita, y el sector agrícola, pecuario y pesquero, deberían acceder en el sistema financiero público y privado a bajas tasas de interés, y a devolución de impuestos al comercio exterior, vía compra de maquinaria, insumos y materia prima. Pero este gobierno a quien piensa devolver impuestos al comercio exterior es al importador y al gran exportador.

Sobre la capitalización de utilidades, se señala “la capitalización de utilidades no será considerada como distribución de dividendos, inclusive en los casos en los que dicha capitalización se genere por efectos de la reinversión de utilidades…También estarán exentos del impuesto a la renta las utilidades, rendimientos o beneficios de las sociedades, fondos y fideicomisos de titularización en el Ecuador…cuya actividad económica exclusivamente sea la inversión y administración de activos inmuebles”. Con esto, los accionistas o dueños de empresas, que reciban utilidades y compren bienes inmuebles no pagarán impuesto a la renta. De la misma manera, si los accionistas bancarios, utilizan sus utilidades para invertir en el sector de la construcción o en compra de bienes inmuebles, tampoco pagarán impuestos. Volvemos a los créditos vinculados, causantes de la crisis de 1999. Este artículo 5, implicaría también que los dividendos que se destinen a la compra de activos inmuebles, no pagarán impuesto a la renta, es decir, no sólo van los ricos a dejar de pagar impuesto a la renta, sino que mediante la acumulación de patrimonio, lograrán mayor riqueza. Recordando que en Ecuador no hay impuesto al patrimonio.

Deducciones al gasto sobre ingresos superiores a 100.000 dólares, se señala que “pueden deducir los gastos de salud por enfermedades catastróficas, raras o huérfanas de los padres, conyugue, pareja o hijos que dependan de éste… hasta el 50% de los ingresos de personas naturales con ingresos superiores a 100.000”. ¿Quiénes realmente se beneficiarán de esta deducción? Los ricos, los grandes accionistas, los que son dueños del gran capital. Y luego dicen que los que más ganan, pagarán más, cuando en la realidad, eso no sucederá, ya que a los ricos se les aplica muchas deducciones.

Se disminuye y simplifica el impuesto a la renta único del banano entre 0% a 1%. En la normativa actual, existe un impuesto único entre el 0,5% a 2% sobre ingresos, dependiendo de las cajas de banano producidas, vendidas o exportadas. Un gran exportador de banano que actualmente tenga ingresos por 100 millones de dólares deberá pagar 2 millones de impuesto, con esta nueva ley pagará hasta 1 millón de dólares ¿quiénes serán los mayores beneficiarios, los microempresarios y la economía social y solidaria, con actividades dedicadas al banano? No, serán los grandes exportadores de banano, entre ellos Noboa.

Se determina un impuesto a la renta único de productores y ventas locales sobre actividades agropecuarias (agrícola, avícola, pecuario, apícola, canícula y carnes), y nos hacen ver como progresivo, cuando no lo es respecto a la carga tributaria. Un pequeño productor que tenga ingresos de 300.000,01 pagará un impuesto de 8.700 dólares, que representa una carga de 3,45% sobre el ingreso, mientras un gran productor que tenga ingresos de 5.000.000,01 pagará un impuesto de 187.100 dólares, que representa una carga de 2,67% sobre el ingreso. Es decir, el pequeño productor tendrá una carga superior de 1,29 puntos porcentuales más que el gran productor. ¿Esto es progresividad? ¿Quién se beneficia más en el pago de este impuesto?

Sobre la distribución de dividendos o utilidades, se sustituye el artículo 39.1 de la ley actual por “2. El ingreso gravado será igual al cuarenta por ciento (40%) del dividendo efectivamente distribuido”. Esto implica que ahora se pagará impuestos sobre el 40% de los dividendos o utilidades, tanto si es residente nacional como si es residente de fuera del país. ¿Esto es progresividad? ¿Quién se beneficia más en el pago de este impuesto?

Sobre el anticipo del impuesto a la renta, se sustituye el artículo 41 de la ley actual por “…El pago del impuesto a la renta podrá anticiparse, de forma voluntaria, y será equivalente al 50% del impuesto a la renta causado del ejercicio anterior, menos las retenciones en la fuente efectuadas en dicho ejercicio fiscal. El valor anticipado constituirá crédito tributario para el pago del impuesto a la renta. Las condiciones y requisitos para el pago del anticipo voluntario se establecerán en el reglamento”. El anticipo del impuesto a la renta es un mecanismo de evasión y no existía devoluciones. Con esta ley ya no es obligatorio, y habrá devoluciones, lo que le resta liquidez al estado.

Sobre los agentes de retención. Con la nueva ley se reduce a 5.000 agentes de retención, entiéndase los grupos económicos y las grandes empresas. En la actualidad, existen más de 105.000 agentes de retención. Los agentes de retención retienen de los contribuyentes, una parte tanto el impuesto a la renta cuanto del impuesto al valor agregado. Esos valores la entregan a la administración tributaria al siguiente ejercicio mensual de la retención, esto les da liquidez a las empresas. Cuando existen mayores agentes de retención, mayores empresas obtienen liquidez. Al reducirse los agentes de retención, los beneficiarios de este acto que le genera liquidez, terminan siendo las grandes empresas.

Se aplica el impuesto al valor agregado a “8. Servicios digitales que correspondan a servicios de entrega y envió de bienes muebles de naturaleza corporal…se aplicará sobre la comisión pagada adicional al valor del bien adicional al valor del bien enviado por las personas residentes o del establecimiento permanente de un no residente en el Ecuador a favor de los sujetos no residentes”. Y si el pago se realiza con tarjeta de crédito, además del pago al ISD, se incluirá el pago al IVA. Se impone una tarifa de 0% IVA a flores, tractores de entre 200 a 300 caballos de fuerza, tiras reactivas para medición de glucosa.

Se realiza modificaciones al ICE cuando correspondan más de un 30% de margen mínimo de comercialización para:

  • Perfumes y agua de tocador, 20%.
  • Vehículos motorizados de transporte terrestre de hasta 3,5 toneladas de capacidad de carga.
  • Aviones, avionetas y helicópteros, motos acuáticas, tricares, cuadrones, yates, y barcos de recreo o similares.
  • Servicios de televisión pagada y membresías clubes sociales, 15% y 35%.
  • Servicios de telefonía móvil que comercialicen voz, datos y sms, 10%.
  • Productos del tabaco, 150%.
  • Bebidas gaseosas con contenido de azúcar menor o igual a 25 gramos por litro de bebida, y bebidas energizantes, 10%.
  • Bebidas no alcohólicas y gaseosas con contenido de azúcar mayor a 25 gramos por litro de bebida, 0,18 dólares por cada 100 gramos de azúcar añadida.
  • Servicios post pago de telefonía móvil, 15%.
  • Cigarrillos según número de unidades vendidas o importadas, 0,16 dólares por unidad.
  • Bebidas alcohólicas, incluida la cerveza, 75%.
  • Armas de fuego, armas deportivas, municiones, 300%.
  • Videojuegos, 35%
  • Focos incandescentes, calefones, sistemas de calentamiento de agua de uso doméstico a gas, 100%.
  • Fundas plásticas según el número de fundas tipo acarreo o camiseta, 0,10 por funda plástica.

Y “estarán exentos del impuesto a los consumos especiales”:

  1. El alcohol de producción nacional o importada.
  2. Productos destinados a la exportación.
  3. Vehículos ortopédicos y no ortopédicos.
  4. Vehículos motorizados eléctricos.
  5. Productos lácteos y sus derivados.
  6. Focos incandescentes.
  7. Armas de fuego adquiridas por la fuerza pública y sus municiones
  8. Armas de fuego deportivas y municiones.
  9. Aviones, avionetas y helicópteros destinados al transporte comercial de pasajeros, carga y servicios.
  10. Furgonetas de hasta 3,5 toneladas de capacidad de carga.
  11. Camionetas y otros vehículos de hasta 30.000 dólares.
  12. Fundas plásticas para uso industrial, agrícola, agroindustria, exportación, para productos congelados.
  13. Fundas plásticas usadas como empaques primarios.

La pregunta es ¿qué tipo de empresas se ven beneficiadas de la eliminación de este impuesto? ¿Qué tipo de personas, ricas o pobres, se benefician de la eliminación de este impuesto? ¿Se han puesto a pensar que puede pasar a las pequeñas empresas de productos de lácteos y sus derivados? Nuevamente, las empresas grandes y las personas ricas se terminan beneficiando de esta eliminación impositiva.

Sobre el régimen impositivo a las microempresas, se la realiza de acuerdo al Código Orgánico de la Producción, Comercio e Inversiones, que dice que será considerada como microempresa, aquella empresa que tiene de 0 a 9 empleados, y quienes presenten comprobantes de venta, contabilidad y declaraciones:

  • Se les aplica una tarifa del impuesto a la renta del 2% sobre los ingresos brutos del respectivo ejercicio fiscal.
  • No serán agentes de retención del IVA excepto en importación de servicios.

Las incongruencias de este régimen que afecta a las microempresas, son las siguientes:

  • A los grandes exportadores de banano se les reduce el impuesto del 2% al 1%, y a las microempresas se les define un impuesto superior a los grandes exportadores de banano, 2% sobre el ingreso bruto.
  • Los productores o empresas comerciales con más de 5 millones de dólares pagan 1,8% sobre el ingreso, y pueden realizar deducciones distribución de dividendos o utilidades.

¿A quien realmente esta beneficiando esta reforma tributaria? Y habla este gobierno de ley fiscal progresiva. ¡Cuánta mentira!

Pero se sigue beneficiando al gran capital económico y financiero:

El Art. 36 indica “3. También están exonerados los pagos realizados al exterior, por concepto de amortización de capital e intereses sobre créditos otorgados por instituciones financieros internacionales, o entidades no financieras especializadas calificadas por los entes de control correspondientes en Ecuador. 5. Los pagos realizados al exterior por concepto de dividendos distribuidos por sociedades nacionales o extranjeras domiciliadas en el Ecuador, después del pago del impuesto a la renta…6. Los pagos efectuados por rendimientos financieros, ganancias de capital y capital de aquellas inversiones provenientes del exterior…”.

¿Una subsidiaria en el extranjero es una entidad no financiera especializada? ¿Cómo se va a determinar aquello? ¿Pueden ser parte de esta exoneración, empresas que utilizan precios de transferencia o sobrevaloran las facturas por importaciones?

¿Es estímulo a las inversiones extranjeras el no cobro de impuestos, tanto a dividendos, utilidades o rendimientos financieros? Si es así, ¿cuánta inversión extranjera se piensa recibir? ¿19.000 millones como lo dijo el ex Ministro Campana, o mucha más inversión? ¿Se considera inversión extranjera, la inversión que realicen las subsidiarias de empresas nacionales o extranjeras? Saben ustedes gobierno que la inversión extranjera puede traer 1.000 dólares en fierros o insumos de sus propias subsidiarias, y llevarse no sólo los 1.000 millones sino incluido sus ganancias ¿Saben como esto afectará a balanza de pagos, si entra 1.000 en balanza de capital y sale por ejemplo 1.500 millones en balanza de cuenta corriente, 1.000 por importaciones y 500 por transferencia de renta? ¿Gobierno, tienen la mínima idea de cómo puede la inversión extranjera directa afectar la balanza de pagos?

Se les devuelve a los exportadores tributos al comercio exterior, ¿se considera como base para ello, la cantidad de dinero que regresa al país producto de las exportaciones, o considerarán solo la facturación?

Y van más allá a beneficiar a las grandes corporaciones, mediante las reformas a la ley orgánica de telecomunicaciones, que indica lo siguiente:

Se amplía el tiempo de los títulos habilitantes, a 20 años, es decir, se renovará automáticamente el contrato con el estado hasta el 2028, actualmente finaliza en 2023, y esa ampliación será sin recargo alguno. Así mismo se elimina del cálculo del pago, el valor correspondiente, es decir, las operadoras ya no contribuirán para lograr el servicio de acceso universal a las telecomunicaciones.

Sobre el devengamiento, se indica “…los prestadores de servicios de telecomunicaciones y/o servicios de suscripción, podrán pagar hasta 80% de los valores correspondientes a las tarifas de uso y explotación del espectro radioeléctrico, y por el pago de concentración de mercado…”. Esto implicará que, si hoy pagaban 3% sobre ingresos, podría llegar la reducción hasta 80% de la carga impositiva de las operadoras, y de la misma manera se elimina el pago de participación de mercado que esté por debajo del 44,99%, en la ley actual, el límite de concentración es 30%. ¿Quiénes serán los beneficiarios? Claro, Movistar e incluso Direct TV.

Sobre la Reforma al COPLAFIP se define que el Presupuesto General del Estado no podrá ser modificado más allá del 5%, actualmente es del 15%. El 2016 cuando sucedió el terremoto, para poder financiar este desastre, el gobierno de Rafael Correa, tuvo que modificar el presupuesto en 14,5% para enfrentar no sólo esta catástrofe sino el pago por la demanda de OXI (por irresponsabilidad del gobierno de Gutiérrez, a quien por cierto se le debería aplicar la acción de repetición). Además, se va a sustituir CETES por otro instrumento financiero de corto plazo, que implica no sólo un proceso de desinversión progresiva hacia el estado, sino que otras instituciones del estado ya no podrán prestar al Gobierno Central.

Y se define una contribución única y temporal: “Art. 46: Las sociedades que realicen actividades económicas, y que hayan generado ingresos gravados iguales o superiores a un millón de dólares en el ejercicio 2018, pagarán una contribución única y temporal, para los ejercicios 2020, 2021 y 2022, sobre dichos ingresos, de acuerdo con la siguiente tabla:”. 1 millón a 5 millones 0,10%; 5,01 millones a 10 millones, 0,15%; 10,01 millones en adelante, 0,20%. El estado dice va a recaudar 177 millones de dólares.

Estos valores son recontra inferiores a los valores que sobre los ingresos van a pagar las microempresas, a quienes, se les va a cobrar 2% anual sobre los ingresos brutos.

Las grandes empresas aportarán cada año, dice el gobierno, con 177 millones, pero ¿cuánto dejarán de aportar acorde a esta Ley? 603 millones por reducción del ISD, 780 millones por devolución de impuestos al comercio exterior, 353 millones por eliminación de anticipo el impuesto a la renta. Es decir, las grandes empresas aportarán con 177 millones de dólares, pero dejarán de pagar más de 1.600 millones de dólares. ¿Ley tributaria progresiva o de acumulación de capital y patrimonio? –

Análisis Marcelo Varela – @MarceloVarelaE

Confirmado.net/ Marcelo Varela/AMVE2019/@MarceloVarelaE

Etiquetas : EcuadorLEY ORGANICA DE SIMPLICIDAD Y PROGRESIVIDAD TRIBUTARIALEY TRIBUTARIAMARCELO VARELAUNA LEY PARA LA PROTECCIÓN Y ACUMULACIÓN DE RIQUEZA DEL GRAN CAPITAL
A %d blogueros les gusta esto: