Millones de colombianos salieron a las calles para protestar contra el Gobierno de Duque

El centro de Bogotá permanecía prácticamente vacío en la noche del jueves aunque con fuerte presencia de la Policía luego de enfrentamientos entre agentes del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) y sujetos encapuchados que alteraron la tranquilidad de miles de manifestantes que participaron del paro nacional contra el Gobierno de Iván Duque.

Según pudo constatar un reportero de Sputnik en la zona, una treintena de policías en motocicleta terminaron de dispersar a algunos sujetos que atacaban una de las estaciones del sistema de transporte masivo Transmilenio localizada en la Avenida Jiménez, frente al edificio del Banco de la República (emisor) y muy cerca del Museo del Oro.

Las calles del centro se observaban cubiertas de rocas y adoquines que fueron arrancados de las vías para ser usados como piedras contra los agentes de la Policía en medio de la lluvia que caía con fuerza en buena parte de la ciudad, mientras que el transporte vehicular era prácticamente nulo en esa zona de la capital colombiana.

Según información que circula en la prensa local y en redes sociales, se registraron enfrentamientos entre encapuchados y la Policía en alrededores de la estatal Universidad Nacional, así como en la Calle 26, que comunica al centro de la ciudad con el aeropuerto El Dorado.

Asimismo, contenedores de basura permanecían incendiados en el sector de Suba (norte), donde también había vías cerradas por enfrentamientos, según imágenes que transmite el canal CityTv.

La protesta congregó alrededor de 30.000 personas en Bogotá y 207.000 en todo el país, según las autoridades, que reportaron relativa calma.

“Podemos decir que prácticamente terminó la protesta pacífica y quedaron ahora algunos vándalos interesados en alterar el orden público y generar una sensación de caos en Bogotá”, dijo en la noche la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez, al presentar a la prensa el más reciente balance de la jornada.

Las ciudades de Cali (suroeste) y Facatativá (centro, cerca de Bogotá), decretaron toque de queda debido a actos vandálicos que dejaron varios almacenes saqueados y a policías y civiles heridos.

“Una ambulancia de los bomberos fue atacada (en Cali) y el conductor resultó herido”, dijo el vicedefensor del Pueblo, Jorge Enrique Calero, quien además denunció la agresión de la que fue objeto una comisión de ese organismo que acompaña una de las marchas en Bogotá.

“Aparentemente más de 96.000 personas se encuentran concentradas en algunos lugares, hemos tenido en el día 37 policías lesionados en ciudades como Cali, Bogotá, Manizales (centro-oeste) y Santa Marta (norte)”, dijo el comandante de la Policía, general Óscar Atehortua, quien agregó que 46 civiles ingresaron a centros de salud por afectaciones causadas en medio del paro nacional.

En Cartagena (norte), alrededor de 20.000 personas marcharon de manera pacífica, al igual que también lo hicieron miles de manifestantes más en Medellín (noroeste).

“Es el trabajo en equipo de una ciudad; el balance a este momento es muy positivo, sin grandes novedades; estamos hablando de un muy buen comportamiento de las personas que salieron a marchar”, dijo el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez.

En otras regiones del país se presenta total normalidad, según el reporte entregado por las autoridades.

El paro nacional del jueves hace parte de una serie de protestas que se realizan para reclamar por propuestas gubernamentales tales como reducir el salario mínimo para jóvenes trabajadores, modificar el sistema de pensiones y por los asesinatos de líderes sociales, entre otros aspectos.

Confirmado.net / Sputnik

Etiquetas : 21NCOLOMBIADUQUELO QUE DEJA EL PAROMARCHA GIGANTEPARO NACIONALSPUTNIK
A %d blogueros les gusta esto: