ECUADORTitulares

Edison Mosquera murió por un impacto de proyectil de arma de fuego en las protestas de octubre

La Agencia INREDH (Fundación Regional de Asesoría en Derechos Humanos) organización jurídica establecida en Ecuador desde hace más de 25 años, publica una noticia multimedia sobre la muerte de Edison Eduardo Mosquera Amagua en el contexto de las protestas contra el gobierno de Moreno. Según el despacho, “Edison recibió un disparo en la cabeza durante el paro nacional”.

CON INFORMACIÓN DE INREDH

Cumandá – Quito.  El 7 de octubre de 2019, Edison Eduardo Mosquera Amagua salió desde el sur de Quito hacia el Valle de Los Chillos a trabajar. Su madre Ema Consuelo Amagua, de 51 años, lo esperaba en su casa, pero no regresó. Edison recibió un disparo en la cabeza durante el paro nacional.

Aquí el testimonio de su madre, Ema Amagua; su padre; Luis Mosquera;  y su hermana Patricia Mosquera.

***

Edison estudió la primaria en la Escuela 5 de Junio y el colegio lo cursó en el Amazonas y  Miguel de Santiago donde se graduó de electricista y de refrigeración. También el joven de 29 años era chofer profesional, pero al momento no tenía un trabajo fijo por lo cual realizaba tareas temporales para mantener a su dos pequeños hijos.

El 7 de octubre de 2019 salió a una chaucha[1].  Su padre José le llevó en el carro. “Le fui a dejar en la Simón Bolívar para que vaya a trabajar en los Valles de los Chillos, antes de eso laboraba conmigo en el Mercado Mayorista con un carrito, pero como no podíamos salir ese día ya que el mercado se encontraba cerrado salió a trabajar con un familiar”.

El hombre de 58 años, dice que su hijo no llegaba pronto a la casa y  a las 23:30 recibió la llamada del Hospital del Sur de Quito porque necesitaban la presencia de un familiar, ya que Edison se encontraba en un estado grave.

“Nos trasladamos al lugar y al hospital del IEES,  entramos directamente por emergencia, ahí encontré a los paramédicos y el doctor nos informó a mí y a mi cuñado que la gravedad de mi hijo era altísima por lo que le iban a trasladar al Hospital Carlos Andrade Marín (HCAM).  No tardaron ni 10 minutos y en seguida se bajó la camilla,  aunque tuvimos obstáculos se logró llegar al HCAM y lo internamos.

Nosotros nos pusimos a llorar y ahí nos dijeron que tenían un impacto de bala que estaba súper mal y que tenían que operarse. Nos dijeron que si le operaban se moría y si no lo hacían también. El doctor me dijo: que mi hijo iba a quedar vegetal por el impacto que recibió en el lado izquierdo, todo estaba dañado, el habla y lo sentidos. No podía moverse.

Su madre recuerda que el estado de salud de su hijo fue mejorando y el doctor les informó que era necesario operarle. “Dimos la autorización para que le operen, pero no le pudieron extraer el objeto, dijeron que estaba incrustada en el cerebro, en la mitad de la masa cefálica, entonces no podían extraerla porque si le extirpaban nos decían que se dañaba totalmente. Igual no resistió y el domingo se murió a la 13:40. Mi hijo pasó internado desde el 7 hasta el 13 de octubre.

“Los doctores dijeron que han hecho todo lo posible que incluso se operó el día jueves para ver si de pronto se quedaba sin habla y postrado -dice don Luis-, pero la operación no fue un éxito.  Él sábado nos dijeron que podría darle un derrame cerebral, pero nosotros estábamos con él. El sábado hubo toque de queda, nos quedamos con mi esposa a dormir en el hospital, ahí al  medio día del domingo nos dan el informe de que el joven sigue inestable; una hora y media más tarde nos dieron el paso libre para que nos despidiéramos. Nos dijeron el domingo que le iban hacer la última tomografía y le iban a despertar porque desde el momento en que entró al hospital estaba sedado, le tenían dormido para ver cómo reaccionaba. Le hicieron la tomografía pero le empezó a dar el derrame  cerebral y no duró mucho tiempo y a la 13:40 falleció”.

La denuncia

Cuando Edison estaba internado en el hospital la familia intentó colocar la denuncia, sin embargo en la Fiscalía no la receptaron. Patricia Mosquera, hermana mayor de Edison, dice: “Unos dos días después unos vecinos vieron en la televisión que la Defensoría del Pueblo estaba en la morgue con las personas que fallecieron en el puente de San Roque y decidieron acudir allá. En ese lugar lograron tomar contacto con este organismo y fueron a presentar la denuncia.

“En primera instancia querían respetar la denuncia por vandalismo y nosotros no aceptábamos porque mi hermano no fue un criminal, no fue un delincuente, decir vandalismo es una palabra muy grave, muy gruesa que lo puede sobrentender como otra cosa. Mi hermano no es un criminal o un vándalo (…) Independientemente de que ellos sean parte de la Policía, nosotros esperamos que se haga justicia, que todo sea transparente, que todo se haga bien, que todo se fije, se mire y se observe. Yo quiero justicia para mi hermano y no solo mi hermano, no es un dolor individual, sino que es un dolor colectivo, se fueron muchos otros chicos, no es un solo dolor que me compete a mí, hay muchas familias que también están pasando por lo mismo, por mi hermano y por los demás yo espero justicia”.

***

Actualmente, la Fiscalía investiga el caso como lesiones porque así se abrió la investigación cuando Edisón estaba con vida. Hasta el momento la familia Mosquera desconoce qué tipo de proyectil de arma de fuego le quitó la vida a sur querido.

Esta historia se basa en testimonios de los familiares de la persona fallecida y el certificado de defunción que señala: “causas del fallecimiento traumatismo cráneo encefálico, paso y penetración de proyectil arma de fuego”.

Es fundamental que la Fiscalía General del Estado garantice una investigación diligente, independiente y autónoma para esclarecer la verdad de los hechos y que este caso, que involucra a agentes de la fuerza pública y no a un hecho fortuito o accidental, sea investigado por civiles, tal como lo establece los estándares internacionales.

Confirmado.net / INREDH

Etiquetas : EcuadorEDISON EDUARDO MOSQUERA AMAGUAInredhPROTESTAS CONTRA MORENO
A %d blogueros les gusta esto: