Un buzo en aguas de las islas Seychelles / @DW

Los consumidores fueron los primeros en desarrollar la conciencia ecológica, y a ellos los siguieron las empresas, para no perder su buen nombre. Ahora les toca a los inversionistas, quienes, en tiempos de Greta Thunberg, quieren que sus carteras de inversiones reflejen también sus valores éticos. La sostenibilidad predomina también en el mercado de capitales.

Los institutos financieros y los fondos de inversión sacaron al mercado en 2018 cinco veces más productos catalogados como sostenibles que en 2014, según la Environmental Finance Database (Base de datos financieros medioambientales). El puntapié inicial lo dieron los fondos verdes (Green Bonds), destinados a financiar proyectos ecológicos. Entretanto también hay fondos “azules” (Blue Bonds), emitidos por países o por organizaciones para el desarrollo, como el Banco Mundial, con el objetivo de proteger los mares del planeta.

LEA MÁS DW

Confirmado.net

Etiquetas : DWFONDOS AZULESGRETA THUNBERGmedio ambiente
A %d blogueros les gusta esto: