Latinoamérica camina hacia una nueva convergencia progresista, dice Ernesto Samper

Latinoamérica se encamina hacia una nueva convergencia progresista gracias a la nueva relación entre Argentina y México y a los esfuerzos que está realizando el Grupo de Puebla, dijo este lunes a Sputnik el expresidente colombiano Ernesto Samper (1994-1998), quien también fue el último secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur, 2014-2017).

“La región va rumbo hacia una nueva convergencia progresista (…) El Grupo de Puebla tratará de hacer una reflexión que, a través de un grupo de amigos como México, Argentina, Uruguay y Bolivia, se podría ir concretando como una aspiración hacia un nuevo proyecto político progresista en la región”, afirmó Samper a esta agencia.

La visita del presidente electo argentino, Alberto Fernández, a su par mexicano, Andrés Manuel López Obrador, es vista por muchos líderes políticos como el inicio de un proceso de reintegración de los movimientos progresistas.

Esa reunión continuará en Buenos Aires con el denominado Grupo de Puebla, una instancia regional que nuclea a los máximos nombres del progresismo latinoamericano y que se realizará el 8, 9 y 10 de noviembre.

Samper sostuvo a esta agencia que uno de los ejes temáticos del nuevo encuentro será una propuesta elaborada con la intención de avanzar en una “convergencia” de todas las instancias de integración que actualmente conviven en el continente.

La propuesta “pretende que estos 10 procesos subregionales que existen en este momento, y que incluyen a la Unasur, al Mercosur, al ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América) y la Asociación de Estados del Caribe encuentren una forma de convergencia que permita unificar a todos los países latinoamericanos bajo una misma sombrilla”, explicó.

Samper aclaró que esa convergencia se realizaría “sin terminar con todos los otros procesos” pero procurando “encontrar los comunes denominadores” entre los miembros.

Consideró que este nuevo modelo de integración “podría expresarse a través de una nueva Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac)”.

Samper contrastó esta iniciativa con el otro “modelo” de integración regional promovido por el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, cuyos cuestionamientos a instancias regionales como el Mercado Común del Sur (Mercosur) han sido una constante.

“La integración que le interesa a Bolsonaro, al (presidente de Chile Sebastián) Piñera y a todos los que conforman el Foro para el Progreso e integración de América del Sur (Prosur) es una integración que gira alrededor de Estados Unidos y sus intereses en la región. Ese no es el tipo de integración que nos interesa a nosotros”, remarcó.

El exmandatario colombiano explicó que los líderes progresistas proponen un modelo basado en “la integración entre los países alrededor de los proyectos sociales, de infraestructura, tecnología y defensa ambiental”.

Por otro lado, dijo que la visita del presidente electo Alberto Fernández a México tiene “la mayor importancia” para el futuro de la región.

“México está comenzando, ahora sí, a mirar hacia el sur. Ha dado una serie de señales importantes de su interés, no solo de mirar hacia el sur, sino de hacerlo con unos ojos progresistas”, destacó.

En ese sentido, Samper mencionó el interés de México de presidir la Celac y el respaldo al proceso electoral que marcó un nuevo triunfo de Evo Morales en Bolivia.

El Grupo de Puebla tiene entre sus integrantes más destacados a los expresidentes Rafael Correa (Ecuador, 2007-2017), Dilma Rousseff (Brasil, 2011-2016), Lula Da Silva (2003-2011), Fernando Lugo (Paraguay, 2008-2012) y José Luis Rodríguez Zapatero (España, 2004-2011).

También lo integran el excandidato por el Partido de los Trabajadores en Brasil Fernando Haddad, el candidato presidencial por el gobernante Frente Amplio en Uruguay Daniel Martínez, y el excanciller de Ecuador Guillaume Long, entre otros.

Confirmado.net / Sputnik

- Publicidad Bottom Ad -