El 4 de noviembre de 1989, una camarilla de creativos e intelectuales alemanes orientales exigió una reforma democrática. El resultado fue una enorme manifestación que desencadenó la caída del Muro de Berlín.

Los ciudadanos daban, en masa, la espalda a ese Estado en bancarrota política y económica. Semana tras semana en Leipzig, miles de personas exigieron el derecho a viajar sin restricciones y a expresarse libremente. Incluso Erich Honecker, quien era el hombre más poderoso de Alemania del Este en esa época, renunció a su cargo como secretario general del partido comunista en octubre de 1989 para apaciguar la ira de la población.

LEA MÁS DW

Confirmado.net

Etiquetas : AlemaniaDWMURO DE BERLIN
A %d blogueros les gusta esto: