Llegaba una de las primeras finales para el conjunto de Antonio Conte esta temporada. El Giuseppe Meazza se engalanaba para recibir al Borussia Dortmund en una interesante tercera jornada del Grupo F en la Champions League.

El destino del conjunto italiano en la máxima competición europea estaba en el alero, ya que no sacar los tres puntos en su feudo ante un rival directo para la clasificación lastaría mucho las opciones de poder ver al Inter de Milán en los octavos de final. La no comparecencia de Alexis Sánchez por lesión también era un hándicap con el que los locales debían de lidiar.

El 2-0 con el que concluyó el encuentro llenó de felicidad a todos los aficionados que acudieron al Giuseppe Meazza, dejando intactas las opciones de clasificación de los locales, y fijando ya la mirada en el próximo encuentro en terreno enemigo alemán en el que estos mismos contendientes se verán las caras en un nuevo partido vital que ese sí, será prácticamente definitivo en el devenir de estas escuadras en la UEFA Champions League.

Cuando se produjo el sorteo, y se establecieron los integrantes de este grupo F, se le consideró como uno de los denominados de ‘la muerte’. Tres escuadras como FC Barcelona, Borussia Dortmund e Inter de Milán pugnarían por las dos posiciones clasificatorias, haciendo que uno de ellos quedara fuera con destino a la Europa League.

Todas las quineal daban como máximo favorito a liderar el grupo al conjunto de Ernesto Valverde, y de momento esas previsiones se van cumpliendo aunque no con la superioridad que se esperaba. Pese a contar con siete puntos en su haber, no fueron cosechados de manera sencilla, ya que por ejemplo la pasada jornada el Inter de Milán estuvo a punto de asaltar el Camp Nou y llevarse los tres puntos, pero la sombra de Messi y Suárez es muy alargada.

Si todo se cumple según los pronósticos del grupo F de la Champions League, Inter de Milán y Borussia Dortmund deberán pelear por la segunda plaza del grupo. Por ello, la última victoria italiana es de vital importancia en esta pugna. Ambas escuadras se encuentran después de tres jornadas empatadas a cuatro puntos, lo que hace al Signal Iduna Park juez del devenir de uno de los grupos de la muerte.

El proyecto interista tiene muchas posibilidades de acceder a octavos de final. El equipo que se ha conformado en torno a Antonio Conte no tiene nada que envidiar a otras escuadras a los que se las presupone una mayor proyección en la competición. Unir en torno a un escuadro a nombres como Godín, Lukaku o Lautaro Martínez habla mucho de la entidad del proyecto que ha preparado Steven Zhang  para encarar esta temporada con garantías, intentando hacerse un hueco de nuevo en Champions League y poniendo en cuestión la dinastía de la Juventus de Turín en la Serie A.

El destino de los de Conte pasa por Dortmund, en uno de los duelos más igualados de la cuarta jornada de Champions League, en el que hacer un pronóstico se antoja altamente arriesgado.

Confirmado.net

Etiquetas : CHAMPIONS LEAGUEINTERitaliaMILAN
A %d blogueros les gusta esto: