El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, ha recibido un tratamiento diabólico, denunció este lunes en diálogo con Sputnik el excanciller ecuatoriano Ricardo Patiño.

“Lo que han hecho contra Julian Assange es diabólico, terrible (…) coincido con que él está en condiciones muy limitadas para ejercer adecuadamente su defensa, ya que lo han torturado y han ejercido acciones en su contra no solamente injustas sino absolutamente ilegales”, dijo Patiño.

El exdiplomático agregó que “ya no solo una persona, un amigo, o un Gobierno amigo lo dice sino que las propias Naciones Unidas lo señalan”.

Este lunes la Corte de Magistrados de Westminster en Londres negó una prórroga a juicio de extradición de Assange a EEUU y mantuvo el 24 de febrero de 2020 como la fecha prevista para el inicio del juicio.

La defensa de Assange había pedido una prórroga de al menos tres meses para preparar el caso.

El miércoles, el relator especial de las Naciones Unidas sobre la tortura, Nils Melzer, declaró que Assange ha sido sometido a tortura psicológica y violaciones sistemáticas de su derecho al debido proceso por parte de Ecuador, Estados Unidos, Reino Unido y Suecia.

Por su parte, Patiño recordó que mientras él fue canciller (2010-2016) y Assange permaneció refugiado en la embajada de Ecuador en Londres, hizo varias gestiones directas ante los secretarios de relaciones exteriores de Reino Unido para pedir ayuda sanitaria.

Assange en junio de 2012 se refugió en la sede diplomática ecuatoriana en Londres tras perder todas las apelaciones contra la extradición que el Reino Unido se prestaba a cumplir, accediendo al pedido de la Fiscalía sueca, que lo requería para juzgarlo por presuntos delitos sexuales.

“Ellos siempre fueron reacios a aceptar ni siquiera que pueda hacerse una consulta médica porque nos negaron el salvo conducto, yo les planteé en algunas ocasiones que por lo menos nos permitieran, a través de una autorización especial, poderlo llevar a una consulta médica y nos dijeron en ese momento que apenas pusiera un pie afuera de la embajada, el señor sería tomado preso”, recordó.

El ciberactivista rechazaba su extradición alegando que Suecia lo entregaría a EEUU, donde podía enfrentar la pena capital por haber publicado miles de documentos secretos sobre operaciones del Ejército estadounidense en Irak y Afganistán.

El 11 de abril de este año el fundador de WikiLeaks perdió el asilo que le proporcionaba Ecuador en su embajada y fue detenido por la policía británica.

Su detención se produjo el mismo día que EEUU presentó una solicitud de extradición para poder juzgar al ciberactivista australiano.

Por su parte, Patiño sostuvo que el Gobierno de Rafael Correa (2007-2017) tuvo que prestar a Assange atención médica en la embajada por muchos años.

“Assange por muchos años estuvo sin tomar el sol, sin poder salir, metido en un lugar pequeño, porque nuestra embajada es relativamente chica, sin tener aunque sea un patio, algún sitio; pero además de eso, cuando lo toman preso, el Gobierno ecuatoriano de Lenín Moreno, sin ningún criterio, le da los documentos personales de Assange a la CIA, a EEUU”, agregó.

Lo “elemental” es que esos documentos sean entregados a Assange, a sus abogados o a su familia, opinó Patiño.

“Es terrible que las cosas que son tuyas, de tu intimidad, tus secretos, tus información, tu capacidad de defensa se las entreguen a tus enemigos, al que te está enjuiciando, si esto no es una tortura, por lo menos es una canallada contra Assange”, reflexionó.

El 28 de septiembre el abogado de Assange, Carlos Poveda, dijo a Sputnik que el Gobierno de Ecuador le retiró el asilo al ciberactivista y fundador de WikiLeaks, a cambio de acuerdos con el Reino Unido y con el Fondo Monetario Internacional.

Poveda también dijo que Assange sigue en un continuo aislamiento y con problemas graves de salud por presión de EEUU.

La justicia estadounidense reclama al exdirector de WikiLeaks para juzgarlo por 18 delitos de conspiración para acceder a sistemas informáticos gubernamentales y difusión de información confidencial en violación de la ley de Espionaje.

El juicio de extradición está previsto para la última semana de febrero de 2020 en la misma Corte de Westminster.

Confirmado.net / Sputnik

Etiquetas : AustraliaEcuadorEEUUJulian AssangeLONDRESReino UnidoRICARDO PATIÑOSPUTNIKSUECIAWIKILEAKS
A %d blogueros les gusta esto: