Diego Borja: “Lenín Moreno no va a cambiar su agenda neoliberal mientras no haya otro gobierno”

Diego Borja y Rafael Correa han desarrollado parte de su carrera política en las finanzas ecuatorianas y ambos ostentaron el cargo de ministro de Economía y Finanzas. Entre sus actuaciones más famosas, una ley de Hidrocarburos que hizo que el Estado recuperase el 50% de los ingresos que las compañías petroleras privadas obtenían o la reducción de la deuda externa pública y  la quita de la deuda con el FMI.

Entre las medidas que se proponían, la disminución de las vacaciones de los empleados públicos de 30 a 15 días, la instauración de contratos muy flexibles (por horas y sin duración mínima) o entregar un día del salario mensual al Estado. ¿Quiere realmente el FMI mejorar la vida de la gente o solo les interesan los índices macroeconómicos?

El FMI es el gendarme del capital internacional. No les interesan los países, solo los índices. El mayor accionista del FMI es Estados Unidos y esta organización responde a una lógica de acumulación internacional. En el Ecuador solo el 37% de los trabajadores están en buenas condiciones laborales. No hay un salario mínimo salvo para los que están contratados condiciones legales, y este SMI es de 400 dólares. Lo malo es que si alguien trabaja dos horas ya se considera eso como un empleo. Un empleo en malas condiciones, pero empleo al fin y al cabo.

ARTÍCULO DE ELSALTODIARIO.COM

Confirmado.net

- Publicidad Bottom Ad -