Expresidente de Ecuador, Rafael Correa (2007-2017)

El expresidente ecuatoriano Rafael Correa (2007-2017) dijo este lunes que el Gobierno de Lenín Moreno arremete “con todo” contra los seguidores de Revolución Ciudadana (izquierda) para tratar de mitigar su derrota.

“En típicas tácticas de las dictaduras, después de neutralizar a los indígenas, el Gobierno de Moreno ha arremetido con todo contra los correístas, y van a inventarse falsos positivos para tratar de mitigar su derrota. Por supuesto, la prensa aplaudirá tanto abuso y canallada”, afirmó Correa en su cuenta de Twitter.

En las últimas horas la prefecta de la provincia de Pichincha e integrante de Revolución Ciudadana, Paola Pabón, cuya capital es Quito, fue detenida.

La funcionaria, que pertenece al movimiento político de Correa (2007-2017), fue acusada días atrás por el Gobierno de ser una de las instigadoras para las movilizaciones y protestas que se realizaron en varias ciudades del país y en las que hubo saqueos y destrucción de bienes, sobre todo en Quito, pero también en otras ciudades como Cuenca, al sur de Ecuador.

Asimismo,el exasambleísta y secretario ejecutivo de Revolución Ciudadana, Virgilio Hernández, informó este lunes a Sputnik que la Policía de Ecuador le estaba allanado su casa.

Se cree que Hernández está refugiado en la embajada de México en Ecuador, al igual que la asambleísta Gabriela Rivadeneira, informó el portal Primicias.

Rivadeneira indicó que ha padecido “un seguimiento extrajudicial” y que sufrió “un seguimiento extrajudicial en los últimos días”.

México, hace pocos días, otorgó asilo al excanciller Ricardo Patiño, sobre quien pesa una orden de prisión preventiva por la investigación en Ecuador del presunto delito de instigación.

El 12 de octubre Hernández denunció, en diálogo con Sputnik, que el Gobierno de Ecuador persigue a todo aquel que se oponga a sus mandatos.

“Yo no tengo problema que mañana me aprendan y ojala siguiendo el debido proceso demuestran la conspiración; ya tenemos denuncias por incitación, sabotaje y terrorismo y cuando me cite la Fiscalía, concurriré, pero si no son capaces de dar pruebas, exigiré que, aún con mayor fuerza, renuncie el presidente y la ministra de Gobierno, María Paula Romo”, agregó.

Desde el 2 de octubre, las protestas en contra la eliminación del subsidio a la gasolina de 87 octanos y al diésel, decretada por Moreno el 1 de octubre convulsionaron Ecuador.

El pasado 7 de octubre, Moreno en cadena de radio y televisión dijo que el expresidente Correa, Pabón, y Patiño estarían atrás de un intento de golpe de Estado en Ecuador.

Las protestas, iniciadas por los transportistas el 2 de octubre, a las que se unieron luego los indígenas y trabajadores en todo el país, se vieron mezcladas con actos violentos y saqueos e incluso acciones como la quema de oficinas de la Contraloría General de la Nación y el ataque a medios de comunicación, nunca antes vistos en Ecuador.

En la noche del 13 de octubre, con la mediación de la Organización de las Naciones Unidas, de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, y la veeduría de las diferentes funciones del Estado, los movimientos indígenas de Ecuador y el Gobierno llegaron a un acuerdo que puso fin a las protestas que mantenían convulsionada a la nación andina, en reclamo por la decisión del presidente de eliminar el subsidio a los combustibles que rigió por más de 45 años.

Según dicho acuerdo, representantes de las dos partes trabajan para reemplazar el decreto 883 (que eliminó el subsidio) que fue dejado sin efecto en la noche del domingo, según anunciaron las dos partes.

Se espera que este lunes se anuncie el contenido del nuevo decreto.

Confirmado.net / Sputnik

Etiquetas : DECRETO 883EcuadorLENÍN MORENOPAOLA PABÓNPERSECUCIÓNVIRGILIO HERNÁNDEZ
A %d blogueros les gusta esto: