¿Tendrá el gobierno consciencia de lo que significa haber trasladado la sede del gobierno a otra ciudad? Llama la atención tanta ingenuidad. En primer lugar, porque el gobierno esta reconociendo la incapacidad de sostener su baja legitimidad en el territorio que históricamente ha funcionado como ciudad capital. Los que lo quieren fuera lo quieren muchísimo fuera, y los que lo quieren adentro no lo quieren tanto o no saben demostrar sus afectos.

En segundo lugar, el presidente está invitando a que se nacionalice el ciclo de las protestas en la región Costa. La decisión no podría ser más arriesgada y la persona que se lo haya aconsejado debería volver a la universidad. Por una parte, Guayas fue la provincia que más movilizaciones generó en contra del gobierno en sus inicios por los problemas del arroz y del maíz (por algo hubo tanta inestabilidad en el MAG). Por la otra, porque la cuenca del Río Guayas es uno de los territorios de mayor densidad y simpatía de las redes políticas de un personaje hasta ahora muy secundario en este proceso de movilización: Rafael Correa. ¿No se acuerda de los resultados de la consulta ningún asesor alrededor del presidente? En tercer lugar, porque está cerca de Manabí, una provincia que además de guardar mucho cariño por la Revolución Ciudadana, puede apalancar las movilizaciones materialmente con la participación de élites económicas locales desplazadas por los pactos de Moreno en el esquema nacional, así como con sus GADs.

Si sumamos a ello la enorme voluntad y valentía política de la CONAIE, la solidaridad que ha despertado por dónde ha pasado, y lo que ayer sucedió en Machala, la medida no se entiende. Pero expresa, lamentablemente, algo que hemos venido sintiendo todes desde hace mucho tiempo. Moreno no está en una situación delicada solamente porque ha roto una y otra y otra y otra vez, las relaciones de reciprocidad sobre las cuales se sustenta cualquier ejercicio de gobierno. Lo está, principalmente, porque hasta para gestionar su propia supervivencia, le han faltado dos dedos de frente.

Moreno y su equipo son el peor enemigo de Moreno. Cuando empiecen a levantar el dedo acusatorio para identificar a los golpistas bastará con que convoquen a una reunión de gabinete. (O)


Las opiniones expresadas en este documento son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente representan la opinión de Confirmado.net

Etiquetas : AGUSTÍN BURBANO DE LARAEcuadorLENÍN MORENO
A %d blogueros les gusta esto: