OpiniónTitulares

Qué generosidad de los empresarios (O) Juan Cárdenas

Bonitos, como si no les conociéramos, con esa generosidad proverbial de los que se cargaron con la Patria en la larga y triste noche neoliberal, que para desgracia nuestra, vuelve con voracidad atrasada, proponen la “flexibilidad laboral”, como la solución para la crisis que ellos mismos crearon para engrosar sus ganancias. Argumentan que para activar la economía en su provecho hay que reducir los “ingentes” derechos de los aslariados. Nada de período de prueba, ni horas extras ni suplementarias; nada de descanso sabatino, a lo mucho el domingo, eso también para que vayan a misa; nada de las 8 horas, ni las cuarenta semanales, si quieren trabajar, que completen la jornada en dos días, pues se viene el trabajo por horas. Vuelve la tercerización contra norma constitucional expresa. Nada de utilidades, ni beneficios sociales, peor de jubilación patronal. Basta con un salario disminuido, lo toman o lo dejan, que para eso están gobernando los patronos.
 
Entendamos las “angelicales” intenciones de los roñosos banqueros y grandes empresarios. Es como si Ud. que tiene 6 hijos, de pronto decide destinar la comida sólo para 3, para que se repartan a la mitad. Es que no hay producción, la industria y la artesanía nacional están paralizadas, los únicos que se llevan el país en peso son los importadores, quieren una sociedad de mercaderes. Como si los trabajadores tuvieran actualmente un alto índice de bienestar junto a sus familias, como si el salario fuera equivalente a la satisfacción de todas sus necesidades. No señor, con la crisis inducida, creada perversamente, el salario apenas cubre menos de la mitad de la canasta básica. ¿Qué es lo que quieren flexibilizar?, ¿la miseria de la clase obrera? Una vez más que el proletariado pague los platos rotos de los explotadores criollos y transnacionales.
 
Hay cosas que no se entienden: primero le culpa de todo a Correa, luego el mensaje de que no debemos culpar a nadie de sus errores. Qué confusión, si todo el tiempo se ha pasado culpando al Mashi hasta del calentamiento global. Lo inadmisible es que la Premier, en respuesta a la creciente popularidad y aceptación del Expresidente, pese a la demencial persecución, vocifere que el correísmo dizque tiene aceptación en las cárceles. Frase nada feliz que le está pasando factura. Por lo pronto le llamaron a juicio político para que responda por la terrible inseguridad nacional, el relajo de los centros de detención, el uso abusivo e ilegal del aeropolicial para ciertos asuntos muy pero muy particulares, etc., etc.
 
Y la clase trabajadora huérfana de dirigentes que le defiendan. Están enrolados en la nómina oficial por haber sido invitados a digerir el plato de lentejas. Y allí se quedaron. (O) Juan Cárdenas  

Confirmado.net

Etiquetas : EcuadorJUAN CARDENAS
A %d blogueros les gusta esto: