El nombre de Odebrecht se repite en 40 investigaciones dentro de la Contraloría y en cinco expedientes abiertos por la Fiscalía. La participación de la gigante brasileña en obras construidas por el anterior Gobierno se analiza en dos vías: administrativa y penal.

La Contraloría ha establecido glosas económicas que aún no han sido canceladas por esta empresa. En cambio, en lo penal, la Fiscalía investiga desde el 2017 los casos Refinería del Pacífico y los proyectos Manduriacu, represa La Esperanza y Trasvase Daule-Vinces. Todos siguen en indagación previa, por lo que ni la firma extranjera ni sus exdirectivos no han sido procesados por la justicia ecuatoriana.

ARTÍCULO PUBLICADO EN EL COMERCIO – LEA MÁS

Confirmado.net / El Comercio

Etiquetas : contraloríaCONTRATOSEcuadorEL COMERCIOOdebrecht
A %d blogueros les gusta esto: