ECUADORTitulares

La “re-institucionalización” de Moreno en seguridad genera inseguridad ciudadana (Análisis) Mario Ramos

La marcha por la paz se tomó Ambato. Foto: Glenda Giacometti / ÚN

Es patético el siguiente titular de El Universo del día 30 de agosto de 2019: “Lenin Moreno dice que Gobierno está cansado de la delincuencia”, es una más de esas expresiones bufonas que el ‘presi cuántico’ suele lanzar a menudo, y como se suele decir, los ciudadanos no sabemos si reír o llorar. Sería interesante que también señale que está cansado de todo el desempleo que sus políticas han provocado, para destacar una de las secuelas de su gobierno neoliberal – socialcristiano.

A renglón seguido que Moreno expresaba su cansancio, pasó a anunciar que los militares patrullarán las calles en operativos conjuntos con la Policía Nacional, es decir, recurre al ‘viejo truco’ mediático y táctica populista de utilizar a las FF.AA para intentar solventar la crisis de seguridad ciudadana que padecemos en estos momentos los ciudadanos.

Ya la academia ha gastado mucha tinta en el análisis de lo ineficaz que es emplear a las FF.AA en tareas que no son de su especialidad. Es la institución operativa responsable de la seguridad ciudadana la llamada a afinar las estrategias, adaptar sus estructuras objetivas y subjetivas y estudiar la fenomenología de cada delito, para lograr resultados en la lucha contra la delincuencia, y esto con la obvia intervención del sistema judicial, también llamada a perfeccionarse y a enfrentar la corrupción que genera impunidad.

Moreno a pretexto de ‘descorreizar’ el país, -lo llaman ‘re-institucionalización’-, lo que ha logrado es volver a un andamiaje institucional que demostró su anacronismo en el pasado. Así, fue importante que al antiguo Ministerio de Gobierno se lo convierta en el ente especializado para la seguridad interior del país y de dirección político-estratégica a la Policía Nacional, fue una reforma significativa ya que el antiguo Ministerio de Gobierno se empleaba más en los temas políticos del gobierno de turno, y solo teóricamente daba conducción a la Policía Nacional. Cuando se creó el Ministerio del Interior y se conformó un ente aparte que se encargue de los temas políticos del gobierno, como fue la Secretaría Nacional de la Política, el Ministerio del Interior fue adquiriendo experticia y especialidad en el campo de la seguridad interior. Hoy, con la contra-reforma de Moreno, el Ministerio del Interior volvió a convertirse en el “todopoderoso” Ministerio de Gobierno de antiguas épocas, que más se preocupa de la política que de la seguridad interior. De esta manera, lo más probable es que ya no exista reflexión estratégica en materia de seguridad interior en el actual Ministerio de Gobierno y probablemente la Policía Nacional ha vuelto a adquirir los niveles de discrecionalidad de antaño. Instituciones tan jerarquizadas como la Policía Nacional requieren de orientación político-estratégica y contrapesos en su actividad para un tratamiento integral del fenómeno delincuencial.

Según fuentes del Ministerio de Gobierno, si se compara varios indicadores de violencia y delincuencia del año 2018 con el año 2019, se observa que la inseguridad ha crecido en el país, a continuación vamos a exponer un resumen de los delitos considerados de mayor impacto en la percepción de inseguridad de la población. A los ciudadanos en general no les interesa los problemas políticos de los países vecinos, esto a propósito de las declaraciones de la señora María Paula Romo, respecto al retorno a las armas de un sector de las FARC, indicando que esto tendrá “efectos en Ecuador”, -le recordamos Ministra de Gobierno, que Colombia vive en guerra civil por más de 60 años, y realmente con la firma del Acuerdo de Paz, nunca llegó la paz a Colombia-, a los ciudadanos lo que les preocupa es cómo desenvolver su vida cotidiana sin temores a su integridad personal, familiar y patrimonial, y esto es posible lograrlo, independientemente de los problemas internos que puedan padecer otros países, como lo demuestra fehacientemente los buenos niveles de seguridad que tienen determinados países latinoamericanos, a pesar de estar rodeados de países que tienen serios problemas de seguridad interna.

Aquí indicadores que consideramos claves:

Adicional a esto -siempre haciendo una comparación entre los años 2018 y 2019-ciertos indicadores son alarmantes en determinadas provincias, así por ejemplo, en la provincia del Guayas el robo a carros se ha incrementado en un 41% y el homicidio intencional en un 46,3%. En Manabí, el robo a unidades económicas subió a un 42,5 %. En Pichincha el homicidio intencional sufre un aumento del 167%. Los datos expuestos son solo una pequeña muestra del problema de inseguridad que padece el Ecuador y que le produce cansancio a Moreno.

La seguridad es un contrato social que requiere de acuerdos básicos sostenibles en el tiempo, con claros liderazgos y coordinación, no de abordajes coyunturales y menos populistas, como la medida anunciada de emplear a las FF.AA, sobre exigiendo a una institución que tiene sus propios problemas y tareas constitucionales.

La gestión de seguridad interior requiere desarrollar evidencia científica sobre lo que funciona, cómo y por qué. Y no confundir las políticas de seguridad ciudadana con las políticas sociales en general, porque se corre el riesgo de criminalizar la pobreza. (Mario Ramos).

Confirmado.net

Etiquetas : EcuadorLENÍN MORENOMARIO RAMOSseguridad
A %d blogueros les gusta esto: