El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva afirmó este viernes que el gobierno de Jair Bolsonaro está «destruyendo» la economía para convertir a Brasil en un «vasallo de Estados Unidos», a la vez que calificó de «delincuentes» sometidos a Washington a los miembros de la Operación Lava Jato que lo condenaron y encarcelaron por corrupción.

«Todo lo que está pasando tiene el dedo de Estados Unidos que gobierna a (exjuez y ministro de Justicia) Sérgio Moro más que su esposa», dijo Lula en uno nuevo diálogo con el periodista Bob Fernandes, de TVE Bahía, citado por la página oficial del Partido de los Trabajadores (PT) y que será transmitido íntegramente este viernes.

Esta es la primera entrevista que el exgobernante concede a la televisión pública desde que pasó a cumplir condena el 7 de abril de 2018 en la sede de la Policía Federal de Curitiba, capital del sureño estado de Paraná, por supuestos hechos de corrupción.

El expresidente calificó de «bandidos» al ministro Moro, que fue el juez que lo condenó, y al fiscal Deltan Dallagnol, jefe de la Operación Lava Jato, a raíz de las revelaciones sobre la manipulación de su causa que divulga el portal The Intercept Brasil, en base a los chats personales de las autoridades judiciales de la ciudad de Curitiba.

Sobre la operación anticorrupción Lava Jato, refirió que «los denunciantes fueron premiados» sin probar lo que dijeron.

Respecto a Dallagnol, cree que «desde el día en que pronunció una conferencia de prensa diciendo que no tenía pruebas contra mí, sino solo convicciones, el Consejo Nacional del Ministerio Público tenía que haberse llevado a ese niño».

Indicó que toda su vida había sido investigada y sus exposiciones no fueron clandestinas como las de Dallagnol.

Al cuestionar la parcialidad de la televisión Red Globo en la cobertura periodística, el exsindicalista apuntó que el presidente Jair Bolsonaro fue el monstruo que surgió, pero no fue lo esperado.

Remarcó que «no tuvieron el coraje de lanzar a Luciano Huck. Y hasta ahora, sorprendentemente, 14 de agosto, Globo no ha tenido la paciencia de publicar los mensajes revelados por The Intercept’ que ponen en duda la imparcialidad de Moro cuando fungió como magistrado federal.

La corte suprema de Justicia, el Supremo Tribunal Federal, debe iniciar hoy el análisis de un habeas corpus presentado por Lula por imparcialidad de Moro y Dallagnol para anular la sentencia que lo condenó por haber recibido un departamento de la empresa constructora OAS en la playa de Guarujá, estado de San Pablo.

«El Departamento de Justicia de Estados Unidos los sustenta a ellos todavía», agregó.
Lula se declara un preso político. Su condena le impidió ser candidato en las elecciones del año pasado ganadas por Bolsonaro, cuando era el favorito en las encuestas.

Confirmado.net / Juventud Rebelde Con información de Prensa Latina y La Voz)

Etiquetas : BOLSONAROBRASILEEUUJUVENTUD REBELDELA VOZLULALula Da SilvaMOROPRENSA LATINA
A %d blogueros les gusta esto: