Un joven armado mató el sábado a 20 personas e hirió a más de dos docenas al disparar sobre la gente en una zona comercial de El Paso, Texas, donde había hasta 3.000 personas en la bulliciosa temporada previa al inicio del curso escolar.

Las autoridades investigaban la posibilidad de que se tratara de un crimen de odio, trabajando para confirmar si una diatriba racista y antiinmigrante subida a internet poco antes era obra del hombre detenido por el ataque en la ciudad fronteriza, de 680.000 habitantes

El sospechoso fue detenido sin que la policía tuviera que disparar ante el Walmart cerca del Cielo Vista Mall, a unos 8 kilómetros (5 millas) del principal paso fronterizo con Ciudad Juárez, México, indicó el jefe de policía de El Paso, Greg Allen.

El sospechoso era Patrick Crusius, de 21 años, según dijeron a The Associated Press dos agentes de seguridad que hablaron bajo condición de anonimato. La policía local no reveló su nombre en una conferencia de prensa, aunque confirmó que procedía de Allen, cerca de Dallas.

Muchas de las víctimas fueron baleadas en el Walmart, según la policía, que dio información en inglés y español durante todo el día, en una ciudad de mayoría latina.

“Fue una escena horrenda”, declaró Allen, que añadió que muchas de las víctimas sufrieron heridas que podrían costarles la vida.

El tiroteo se produjo menos de una semana después de que un hombre de 19 años matara a tres personas e hiriera a otras 13 en el popular Festival del Ajo de Gilroy antes de suicidarse.

Confirmado.net / La Voz de América

Etiquetas : asesinatoEE.UU.EL PASOTexasTRUMP
A %d blogueros les gusta esto: